Por Lic. Liliana Touceda

Cada 9 de julio celebramos la Patria, ya que el 9 de julio de 1816, durante la sesión del Congreso de Tucumán; las Provincias Unidas del Río de la Plata proclamaron su Independencia política de la monarquía española y renunciaron a cualquier otra dominación extranjera.

Los movimientos independentistas comenzaron a entrar en ebullición después de que en mayo de 1810, comenzaran las discusiones sobre cuándo y cómo se declararía efectivamente la Independencia. Por aquel entonces, los miembros de la Junta Grande no lograron un acuerdo y la decisión se postergó hasta 1816, después de la organización final del plan continental del general José de San Martín.

España se había liberado de los franceses y el rey Fernando VII recuperado el trono, se predisponía a recuperar los territorios americanos que estaban en manos de los revolucionarios. El ejército realista había comenzado a avanzar por toda la región derrotando a una parte de los movimientos independentistas americanos.

Finalmente, en julio, Ignacio Álvarez Thomas en reemplazo del Supremo Director de las Provincias Unidas del Río de la Plata, José Rondeau, convocó a un Congreso General Constituyente en San Miguel de Tucumán.

WhatsApp Image 2021-07-09 at 12.48.47.jpeg

Cada provincia eligió un diputado cada 15 mil habitantes y la primera sesión se inició el 24 de marzo de 1816 con la presencia de 33 diputados de los 34 elegidos. El debate se centró en la forma de gobierno. La mayoría de los participantes estaban de acuerdo con establecer una monarquía constitucional, que era la forma más aceptada en Europa.

Según las crónicas de la época, el martes 9 de julio de 1816 estaba soleado y a eso de las dos de la tarde los diputados del congreso comenzaron a sesionar.

Tras arduas discusiones, finalmente los representantes firmaron la declaración de la Independencia de las Provincias Unidas en Sudamérica y la afirmación de la voluntad de “investirse del alto carácter de una nación libre e independiente del rey Fernando VII, sus sucesores y metrópoli” y “de toda otra dominación extranjera”.

Pero en que lugar físico se desarrollaron estas reuniones? pues en la Casa de doña Francisca Bazán de Laguna, en la ciudad de Tucumán.Hoy la casona es Museo Histórico de la Independencia - Casa Histórica de Tucumán.

Hacemos un poco de historia de ese caserón donde se consagró la Independencia:

Originalmente, la emblemática «Casa de Tucumán» perteneció a Doña Francisca Bazán de Laguna, quien en 1816 la cedió temporariamente ante la necesidad de contar con un espacio físico amplio para realizar las sesiones del Congreso que se reuniría en San Miguel de Tucumán.

WhatsApp Image 2021-07-09 at 12.48.46 (1).jpeg

Se afirma que era la casa de familia más espaciosa de la ciudad y que Doña Francisca incluso autorizó la demolición de paredes interiores para conseguir incrementar aún más sus dimensiones y así albergar a los 28 diputados que el 9 de julio de 1816 declararon la Independencia de las Provincias Unidas de Sud América.

Más tarde la casa funcionó como sede de juzgados y correos, siendo adquirida por el Estado en 1874 para finalmente ser demolida casi en su totalidad en 1902, luego de lo cual fue construido un templete a los efectos de proteger el Salón de la Jura, del que apenas permanece intacta una pared.Resulta profudamente simbólico que solo haya quedado en pie una sola pared, y que pertenezca precisamente al Salón de la Jura.

En 1941 el solar de su emplazamiento es declarado Monumento Histórico Nacional. Su memorable restauración comenzó en 1943, a cargo del arquitecto Mario Buschiazzo. La obra incluyó excavaciones que lograron localizar los cimientos originales.

Luego de sucesivas refacciones recuperó su aspecto original.

Resulta fundamental hacer constar que la fiel reconstrucción de este sitio fundacional de nuestra historia se debe, en buena parte, a un hecho fortuito: tres reproducciones capturadas en 1869 por el gran fotógrafo italiano Ángel Paganelli, radicado en Tucumán apenas cuatro años antes. A excepción de esas fotografías, casi no existía documentación en la cual basarse.

La Casa de la Jura de la Independencia es actualmente Museo de la Casa Histórica y se ha constituido en visita obligada para todos aquellos que recorran la ciudad de San Miguel de Tucumán, dispone de áreas dedicadas a la Declaración de la Independencia, la Constitución Nacional, el Virreinato del Río de la Plata y las guerras civiles.

Posee una fascinante colección de obras de arte sacro, testimonios históricos, retratos de familias tradicionales tucumanas, platería altoperuana de los siglos XVII y XVIII, muebles históricos, armas utilizadas en la Batalla de Tucumán y en las guerras de la Independencia, y ambientaciones que ilustran la vida cotidiana de los siglos XVIII y XIX.

Pero sin duda el mayor tesoro, debido a su profunda relevancia histórica, se halla en la sala denominada «La Independencia», donde se conservan las Actas de la Declaración de la Independencia, la Biblia y el candil que se utilizaron en el acto de la jura, además de cartas manuscritas y un sillón pertenecientes a Manuel Belgrano.En otras salas de la casa también pueden admirarse sillas y arcones que fueron propiedad del creador de la bandera nacional.

Cada 9 de julio se convierte en la capital de Argentina, lugar al que acuden las más altas autoridades nacionales a conmemorar la fecha patria.

WhatsApp Image 2021-07-09 at 12.48.47 (1).jpeg

WhatsApp Image 2021-07-09 at 12.48.47 (2).jpeg

Comentá y expresate