A 21 meses del hundimiento del Repunte, los familiares de los tripulantes volvieron a marchar este lunesdesde el Monumento a los Pescadores en 12 de Octubre y avenida De los Trabajadores.

En esta marcha denunciamos que el decreto de necesidad y urgencia de modernización de la flota pesquera que sacó el presidente Macri avalado por las cámaras empresariales y algunos gremios, entre ellos el Simape, pone un freno a la renovación real de la flota pesquera. Porque se utiliza un DNU, herramienta cuya naturaleza jurídica es resolver un problema de urgencia mientras no está funcionando el Congreso, que se va a poner en vigencia en el 2040. Que por lo tanto pone un freno y deja sin resolver el problema de la antigüedad de la flota pesquera hasta dentro de 21 años. Las familias del Repunte nos preguntamos y mientras tanto qué hacemos. ¿Esperamos que se hundan más barcos?”, expresaron en un comunicado.

Y aseguraron: “Cuando nos recibió el presidente Macri, nuestro pedido fue la renovación de la flota y el apoyo al proyecto de renovación de la flota pesquera que se está discutiendo en el Congreso, porque consideramos que para prevenir los hundimientos tenemos que trabajar en este sentido. Lamentablemente se usó nuestra lucha y un reclamo genuino en favor de intereses de un grupo de empresarios. Además denunciamos que este DNU abre la puerta para la entrada de barcos usados del extranjero y permite que los empresarios pesqueros puedan poner en garantía crediticia los permisos de pesca”.

“Pese a que los permisos de pesca son propiedad exclusiva del Estado que otorga en forma transitoria a un privado para pescar cierta cantidad del recurso que es de todos los argentinos. Con este decreto, las entidades financieras podrán quedarse con los permisos si el armador no cancela la deuda en 180 días, con el peligro que esto significa. Seguimos luchando para que las mafias no puedan seguir a avanzando sobre los derechos de los trabajadores y de todos nosotros”, concluyeron.

Comentá y expresate