Estudiar a las personas que han vivido hace miles y miles de años representa todo un desafío para los científicos. Las metodologías que utilizan son de las más varias y siempre buscan responder a la mejor manera de entender fenómenos sociales, políticos, culturales, ambientales.

Ahora, un equipo interdisciplinario de Argentina, Gales, Inglaterra y Dinamarca, publicó un estudio en la revista especializada Phys.org, en la que descubre que la información genética de personas muertas hace miles de años puede ser extraída del pegamento que usan los piojos para unir sus huevos al cabello humano y que este método podría ser una buena alternativa al muestreo directo de ADN para estudiar momias antiguas.

El informe fue producido en conjunto por biólogos de la Universidad de San Juan, la Universidad de Reading de Inglaterra, la Universidad de Bangor de Gales, el Museo de Historia Natural de la Universidad de Oxford, y la Universidad de Copenhague de Dinamarca. Lograron extraer ADN humano del pegamento con que estos irritantes insectos pegaron sus huevos (liendres) al cabello de personas momificadas, concluyendo que este método es incluso más efectivo que la toma de muestras directas de los restos.

"Descubrimos que el porcentaje de ADN humano obtenido a partir del pegamento para liendres es igual al del ADN humano obtenido del diente, rinde dos veces más en comparación con un hueso peñasco y cuatro veces más que la sangre de piojos que vivieron un milenio más tarde", señala el estudio, publicado en la revista Molecular Biology and Evolution.

Las muestras tomadas pertenecen a restos momificados de Argentina de 1.500-2.000 años de antigüedad, así como de miembros del antiguo pueblo Jivaroa del Ecuador amazónico. Además, también fueron extraídas del cabello de momias halladas en Chile.

El análisis del ADN presente en el pegamento de las liendres proporcionó información a los científicos sobre el sexo de los fallecidos y sobre el vínculo genético de las momias de las tres áreas mencionadas y la gente del Amazonas que vivió allí hace dos milenios. Asimismo, la investigación determinó que todos los individuos estudiados pertenecen a los fundadores de los linajes mitocondriales de Sudamérica.

(Fuente RT en español)

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate