YPF, dueña del 55% del mercado de combustibles en el país y por lo tanto la voz cantante al momento de definir los precios en los surtidores, aplicó este sábado aumentos de 6% promedio en las naftas y el gasoil en todo el país.

El último movimiento en los surtidores se había dado a principios del mes pasado, cuando por una baja en los valores del bioetanol, YPF redujo 1,5% los precios de las naftas. Luego, por una decisión oficial, el biocombustible volvió a aumentar.

Las modificaciones en el precio de los biocombustibles más la suba en la cotización del petróleo internacional y la depreciación del peso frente al dólar se combinaron para terminar impactando en los surtidores.

Ahora se espera que el resto de las petroleras que operan en el país sigan con esta medida.

Comentá y expresate