En su reciente Informe de Gestión ante diputados durante su última visita al Congreso de la Nación, el jefe de Gabinete nacional, Santiago Cafiero, enfrentó las acusaciones de la oposición y les recriminó las políticas aplicadas durante los últimos cuatro años, con sus correspondientes consecuencias.

“Me parece importante que quienes endeudaron el país en estos últimos cuatro años, en este proceso de endeudamiento irresponsable, insostenible y profundamente injusto sobre las espaldas de los argentinos, no nos vengan a decir ahora cómo resolver el problema que crearon”, les dijo a los legisladores que representan a Juntos por el Cambio. También a aquellos que en algún momento acompañaron las medidas implementadas por el entonces presidente Mauricio Macri.

En ese ida y vuelta, también con chicanas propias de los enfrentamientos políticos, Cafiero dejó escapar una mención a Mar del Plata como uno de los escenarios donde la situación económica hizo impacto y generó costos en términos de supervivencia de empresas y fuentes de trabajo.

Fue entonces cuando reclamó a la oposición un “diálogo democrático”. “Tampoco les pedimos consejos sobre cómo resolver problemas que generaron cuando les tocó gobernar”, aclaró.

Pero luego apeló a una frase letal para intentar demostrar la capacidad de daño que tuvieron aquellas políticas económicas en ámbitos donde determinadas industrias tienen una histórica presencia. “Fundieron una fábrica de alfajores en Mar del Plata y una fábrica de Fernet en Córdoba. Esa es la Argentina que les tocó gobernar a ustedes”, les recordó.

Si bien cuando se habla de alfajores marplatenses el pensamiento se orienta a la firma más tradicional, la referencia que hizo el funcionario tenía que ver con otra firma del ramo que tiene larga historia en la ciudad. “Se refirió a Alfajores Balcarce, exclusivamente por ese caso”, aclararon a Ahora Mar del Plata desde el entorno cercano al jefe de Gabinete.

Vale recordar que la empresa viene entre traspiés hace ya un largo tiempo pero fue en julio del año pasado cuando sus directivos presentaron un procedimiento preventivo de crisis ante la imposibilidad de afrontar pago de haberes en tiempo y forma, así como mantener la producción en ritmo sostenido por dificultades para hacerse de insumos.

Los gremios de pasteleros (Starpyh) y mercantiles (SEC) se han unido en estos meses para reclamar que se regularicen los haberes para el personal así como también exigió que se contemple la situación de aquellos a los que solo se les pagó como trabajadores temporarios.

En cuanto a la mención a Córdoba, Cafiero apuntaba a la situación de 1882, la marca número 2 en el mercado de fernet. Las líneas de producción de esta bebida, en la planta de Porta Hermanos, se vieron afectadas durante los últimos años por una merma significativa de ventas que puso en riesgo la continuación de la totalidad de los 500 empleados.

Comentá y expresate