Quilmes jugó 30 minutos en buen nivel en Bahía Blanca pero no pudo sostener la producción en el último cuarto y sufrió una apretada derrota ante Bahía Básket por 88 a 76. Fue la segunda caída consecutiva del equipo de Javier Bianchelli en el Súper 20. El goleador del "Cervecero" fue Mateo Bolívar, con 17 puntos.

Tras un inicio con nula efectividad de ambos equipos, Quilmes encontró gol perimetral con Mateo Bolivar y Sebastián Morales. Sin embargo, no pudo distanciarse porque Bahía estuvo efectivo desde el perímetro y siempre mantuvo el equilibrio en el marcador. Los bahienses mejorar la defensa en el cierre del primer parcial y, ante un Quilmes confundido, establecieron un parcial de 9 a 0 para cerrarlo 20 a 14 arriba.

El “Cervecero” mejoró ostensiblemente su ofensiva en el segundo cuarto (convirtió 30 puntos). Al influjo del goleo de Lucas Ortiz, incisivo con sus penetraciones. También tuvo gol interior, con Cantón y Vassirani. Y pudo correr el contraataque tras un par de buenas defensas para pasar al frente. Sin embargo, la efectividad en los triples de Bahía Básket (terminó el primer tiempo con 7/13) no le permitieron distanciarse demasiado hacia el descanso (44-41).

La paridad se mantuvo en la reanudación. Pero Bahía Básket encontró mayor fluidez ofensiva de la mano de su media cancha: Fermin Thygesen y Facundo Corvalán anotaron 15 de los 22 puntos del elenco de Ginóbili, que tomó una pequeña luz de ventaja (63-57) ante un Quilmes que respondió con la buena mano de Bolívar.

Un buen inicio del venezolano Materán en el último segmento le permitió a los bahienses estirar la brecha (75-62). Quilmes forzó sus decisiones ofensivas y no pudo plantar una defensa firme. Un triple de Martín Fernández a 3 minutos del final le dio a Bahía Básket una ventaja tranquilizadora (82-68), pero el "Cervecero" metió un parcial de 8 a 0 y achicó (84-76). Sin embargo, la reacción no fue suficiente para poner en riesgo la victoria local

Comentá y expresate