No hay con qué darle a San Lorenzo. Quilmes hizo lo que pudo este sábado en Once Unidos y le dio pelea hasta la mitad del último cuarto. Sin embargo, el tricampeón siempre tiene una respuesta a mano. Su jerarquía todo lo puede. Y se terminó imponiendo 95 a 78 para lograr su undécimo triunfo consecutivo y mantener su invicto en la Liga.

El equipo de Javier Bianchelli volverá a jugar como local el próximo martes, cuando reciba a Hispano Americano de Río Gallegos en el Polideportivo. Para ese encuentro, espera volver a contar con su base titular, Luciano Tantos.

Con una buena defensa y con Ortiz (5) encendido, Quilmes tuvo un buen comienzo ante San Lorenzo. Sin embargo, el tricampeón ajustó sus marcas, Mata fue sobre Ortiz y el "Cervecero" se quedó sin gol. Para colmo, Tucker (9) apareció en todo su su esplendor, Mata y Calfani (8) encontraron tiros abiertos y el elenco de Gonzalo García, que estableció un parcial de 11 a 0, ganó el primer cuarto de forma holgada 24 a 13.

La defensa de Quilmes fue más dura en el segundo segmento. Tucker ya no estuvo tan efectivo y, en ataque, el "Cervecero" encontró el tiro de tres puntos, con Víctor Fernández, Bolivar y Ortiz. Además, cargó mejor el rebote ofensivo y "Juane" De la Fuente aportó toda su energía (se despachó con una volcada espectacular, con falta incluida). Así, el equipo marplatense achicó hacia el descanso.

La reanudación tuvo mucho gol. Quilmes defendió mejor el 5 contra 5 y le cortó los circuitos a San Lorenzo, pero el tricampeón igual se las ingenió para resolver por su jerarquía individual. Con Donald Sims y un Marcos Mata intratable (4 triples en el parcial), el equipo de Gonzalo García se mantuvo al frente y cerró el tercer cuarto arriba por 12 (68-56).

Parecía que se escapaba San Lorenzo en el inicio del último cuarto (76-62). Pero un triple de Ortiz y una corrida de Morales pusieron a Quilmes en partido. Y un "bombazo" de Maciel y una bandeja de Ortiz lo ubicaron a 6 (78-72). Pero un par de malas decisiones en ataque del "Cervecero" le permitieron correr a San Lorenzo, que se repuso, recuperó vitalidad para anotar y sacó una brecha indescontable en el cierre.

Comentá y expresate