Para evitar un control de alcoholemia, un hombre abandonó su auto en plena avenida Juan B. Justo y escapó corriendo. El hecho ocurrió este sábado a la medianoche y, luego de la insólita situación, personal de Tránsito secuestró el vehículo.

El conductor, a bordo de un Ford Mondeo, circulaba de manera imprudente y fue interceptado por personal de Tránsito en Juan B. Justo y Teodoro Bronzini. Para evitar el test de alcoholemia, se bajó del auto y huyó a pie.

Desde la secretaría de Transporte y Tránsito informaron que el Ford Mondeo fue secuestrado y trasladado al playón municipal.

Embed

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate