Los cinco acusados de la violación de una nena de 14 años en el camping "El Durazno" de Miramar continuarán detenidos. Saúl Errandonea, juez de Garantías, hizo lugar al pedido de la fiscal Florencia Salas para que se confirme la detención de los jóvenes.

Según la reconstrucción que hicieron los investigadores, el hecho ocurrió a la madrugada en pleno festejo de Año Nuevo. La víctima es marplatense y fue violada por cinco jóvenes de entre 21 y 23 años, todos oriundos de esta ciudad.

Dos de los acusados habrían reconocido que tuvieron "relaciones sexuales" con la chica, pero que "fueron consentidas". El resto negó la imputación en su contra.

Las indagatorias terminaron el miércoles cerca de las 15.45, cuando los cinco acusados fueron retirados custodiados y esposados de Tribunales, donde unos 30 familiares gritaban "¡son inocentes!" y "todo va a salir bien" mientras se agolpaban contra las rejas del edificio judicial ubicado en Tucumán al 2400.

"Hay un montón de pericias para hacer. Ahora están a disposición del juez. Yo pedí la detención, nada más", se limitó a decir a la prensa la fiscal al abandonar los tribunales sin dar precisiones sobre los dichos de los detenidos.

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate