La familia de la menor que denunció haber sido abusada en el camping El Durazno, de Miramar, envió una carta a los medios en la que expresó que "hoy fue un día movilizador, extenuante y doloroso", al referirse a la declaración de la menor en el marco del juicio por jurados que se desarrolla para determinar la culpabilidad o inocencia de los acusados, Lucas Pittman, Tomás Jaime y Juan Cruz Villalba.

"Hoy nuestra hija pudo contar en primera persona los hechos sin que nadie la tergiverse", señalaron los familiares y sostuvieron que "a los violadores no se les cuestionó nada".

"En ciertos medios fueron publicadas noticias con declaraciones erróneas que dan lugar a que se perpetúe el hostigamiento hacia la menor. Nuestra hija fue víctima por primera vez en ese camping y cada vez que se la difama y se pone en duda su integridad, vuelve a serlo, En este proceso de reclamo por Justicia ha sido vulnerada y re-victimizada una y otra vez por los medios y parte de la sociedad que los consume", denunciaron. "¿A quién se le ocurre que una relación sexual entre una menor de catorce años y tres adultos mayores pueda llegar a tener algo de consentido?", agregaron.

Tras la declaración de la menor, en el juicio que se lleva adelante en el Teatro Auditorium, la familia expresó que "hoy fue un día movilizador, extenuante, doloroso. Hoy nuestra hija tuvo que volver a declarar y por ende, revivir aquella situación tan traumática. Lo único que nos dejó satisfechos con la cuestión es que ella pudo desahogarse los días previos al juicio, ya que se sentía abrumada. Imagínensé tener que afrontar a un jurado con tan solo dieciséis años y exponer frente a ellos el peor episodio de tu vida". "El día de hoy tuvo la oportunidad de contar en primera personas los hechos sin que nadie tergiverse sus palabras, acompañada por su psicóloga", agregaron.

"Uno cuando escucha que estas cosas suceden, no piensa que algún día te puede pasar a vos o a tu hija. De un momento a otro se te da vuelta la vida. Comenzás a entender el enojo y la impotencia cuando mentiras sobre la vida privada de tu hija y la de tu familia salen a la luz y pasan a ser cuestiones de opinión pública. Pero, ¿y ellos? A los violadores no se les muestra la cara, no sabemos nada de sus vidas, con suerte sabemos sus nombres",cuestionaron los familiares en el escrito.

Para la familia, "a ellos no se les cuestionó el haber violado a una menor. No se cuestionó la educación de sus padres, nadie se preguntó dónde estaban sus madres al momento de ocurridos los hechos. ¿Cómo es que todos conocemos a una mujer que fue abusada pero no conocemos a ningún abusador?".

Asimismo, solicitaron la presencia de organizaciones de mujeres, barriales, y a cualquier persona que quiera acercarse el próximo viernes a las 13 para escuchar el veredicto.

Comentá y expresate