Un hombre de 44 años abusó durante cinco años de su hija menor y por el hecho fue detenido y alojado en la cárcel de Batán. La familia denunció que el padre intenta comunicarse con ella y su ex esposa por WhatsApp para recriminarles que lo hayan denunciado. En las últimas horas le allanaron su celda y secuestraron un celular.

El hecho

En octubre de 2020, una joven de 17 años asistida por su madre denunció en la Comisaría de la Mujer y la Familia que desde los 12 años era víctima de abuso sexual por parte de su padre de 44 años. Por el hecho, el progenitor de la víctima fue detenido y quedó preso en la Alcaidía Penitenciaria de la Unidad Penal 44 de Batán.

A pesar de encontrarse privado de la libertad, a partir de mediados de febrero de 2021, el imputado intentó comunicarse con la denunciante desde un abonado de la empresa Telecom, a través de la aplicación WhatsApp, desde la cual pretendía mantener contacto casi diario con su ex esposa mediante mensajes en los que le solicitaba ver a sus hijos y le recriminaba conductas e intentaba persuadirla por medio de la culpa para volver a tener contacto con la víctima.

Personal de la Comisaría de la Mujer y la familia efectivizó una orden de allanamiento en la celda donde el hombre se encuentra alojado y tras una requisa personal, se le secuestró un teléfono celular marca Samsung.

Comentá y expresate