El sargento primero del Ejército Argentino Franco Sebastián Vizcarra Díaz, acusado por abuso sexual de una soldado voluntaria en el GADA 601, acordó un juicio abreviado y tendrá una pena de 6 años de prisión. En un plazo de diez días, el Tribunal Oral Federal deberá dictar la sentencia y confirmar si da lugar o no a este arreglo entre las partes.

Así lo confirmó el fiscal Juan Manuel Pettigiani a Ahora Mar del Plata, el militar acusado “asumió el abuso sexual con acceso carnal”.

Además, se solicitó que el imputado permanezca en la Unidad Penal de Batán. El fiscal explicó que “hay separación de recursos provinciales y nacionales”, y desde Batán “se pide que las condenas federales se cumplan en cárceles federales, por lo cual se debería hacer un traslado”. Sin embargo, en este caso se pidió que cumpla la condena en Batán, “pero quedará a la voluntad del Servicio Penitenciario”.

Por su parte, Ariel Ciano, abogado de la soldado, señaló a este medio que “el delito es de cumplimento total”. “Para la víctima, lo positivo es que no tiene que declarar, porque estaba muy angustiada. Así que llegamos a ese acuerdo”, afirmó.

Vizcarra Díaz fue denunciado en octubre de 2017 por una joven de 22 años que cumplía funciones. Según narró la víctima, "la abusó usando el poder que tenía sobre ella cuando tenía 20 años".

Según consta en la investigación, la joven denunció que el abuso se produjo en la tarde del 5 de octubre de 2017 dentro de la unidad militar en la que Vizcarra cubría funciones en la Batería Comando y Servicios.

La soldado señaló en la presentación que realizó al día siguiente en la Comisaría de la Mujer, que el hombre, con quien tenía una buena relación hasta entonces, la atacó sexualmente dentro de la habitación que él ocupaba, luego de que ella se acercara a tomar mates y charlar tras finalizar su horario de guardia.

La víctima denunció que antes del ataque intentó retirarse porque la había llamado una amiga, pero Vizcarra le pidió que se quedara "unos minutos más, tomando el teléfono celular" de ella "y apagando el dispositivo".

A continuación, según declaró la joven, "Vizcarra extrajo su arma y la apoyó sobre la mesa", comenzó a manosearla y luego abusó sexualmente de ella.

Al confirmar la elevación a juicio solicitada por el juez de instrucción Santiago Inchausti, la Cámara Federal marplatense reparó en la relación de poder o autoridad preexistente entre ambos, así como "de compañerismo", e indicó que el imputado "procuró el momento oportuno para violentar la voluntad de la víctima -con mandatos tales como 'sentate ahí, es una orden'-, usando su fuerza física".

La fiscal que intervino en la instrucción, Laura Mazzaferri, valoró la declaración de la víctima como "completa, detallada y mantenida en distintas ocasiones": la joven relató el abuso en la Comisaría de la Mujer -con acompañamiento de personal de las Fuerzas Armadas-, en el marco de un sumario iniciado por el Ejército al acusado, y también ante la justicia.

Comentá y expresate