El artista circense Pablo Lima murió este martes por la noche a los 35 años y la noticia generó tristeza y conmoción, no solo en la comunidad artística marplatense, sino también en los espectadores que disfrutaron de su personaje “ la cebra Raúl” durante las funciones del circo La Audacia.

El ganador del premio Estrella de Mar como “Revelación” en 2016 había nacido en Neuquén pero vivía hace años en Mar del Plata. Con su simpatía y humor, logró conquistar a chicos y grandes a través de su personaje, el animal del circo más divertido de todos.

“Friky, Fikman, FrikmanShow, la Cebra Raúl, Pablito, Pablo Lima. Gracias por cada momento regalado y compartido, gracias por tu talento infinito. ¡Qué triste se puso el mundo! No, no. El momento no está re bueno Cebra. Abrazo”, expresaron desde el Circo La Audacia en las redes sociales para confirmar la triste noticia.

La publicación se llenó de mensajes y otros artistas y trabajadores del teatro sumaron sus condolencias, con sentidos mensajes.

“La muerte de Pablo Lima pone en evidencia la situación por la que atraviesan la gran mayoría de las y los artistas de la ciudad de Mar del Plata hoy. Podemos romantizar a la Cebra Raúl imaginando que hace reír en algún lado a alguien. Podríamos verlo en la pista y entre malabares gritar: “Tranquilos, no me mató el coronavirus. Se llama precarización y no contagia”. Que la muerte de Pablo nos humanice o nos ilumine un poquito al menos. Porque no vamos a escuchar los gritos de los que caen. No puede seguir todo como está si más de la mitad del mundo conocido se está cayendo. Para estas muertes no hay test”, escribieron más tarde en la cuenta de Facebook del circo.

Comentá y expresate