El chubutense Brian Rosso, múltiple medallista panamericano, sancionado por la Asociación Argentina de Remeros Aficionados (AARA) y apartado del seleccionado que competirá para ir a los Juegos Olímpicos de Tokio 2020, "tiene las mismas posibilidades en el próximo selectivo que cualquier otro deportista que cumpla con las evaluaciones y si su rendimiento es bueno puede reingresar al equipo nacional", aseguró el DT del conjunto argentino, Pablo Susini.

"En el próximo selectivo abierto (ndr: Rosso) tiene las mismas posibilidades que cualquier otro remero que cumpla con las evaluaciones. En ese caso si su rendimiento es bueno podría reingresar al equipo nacional", explicó el director técnico del seleccionado argentino en declaraciones a Télam.

Brian Rosso, de 33 años, representante olímpico en Río de Janeiro 2016 y múltiple medallista panamericano, fue sancionado el 11 de marzo de este año por la AARA por seis meses debido a actos de "indisciplina", durante una concentración en Tafí del Valle.

La reprogramación de los Juegos Olímpicos de Tokio por la pandemia de coronavirus le dio esperanzas a Rosso de poder buscar una plaza, ya que se había cumplido su suspensión.

brian rosso.jpg

Sin embargo, la Asociación Argentina informó que el cuerpo técnico de la Selección no lo iba a tener en cuenta y Rosso quedó sin poder competir, sin posibilidad de ir a Tokio y sin la beca, que era su único sostén económico.

El seleccionado argentino disputará la regata de clasificación olímpica en Río de Janeiro, en enero del año próximo, y en el Preolímpico, del 16 al 18 de mayo en Lucerna, Suiza.

En septiembre, la secretaria de Deportes de la Nación, Inés Arrondo, aseguró que la beca deportiva de Brian Rosso será recompuesta ya que la situación del atleta le parece "injusta".

"Vamos a recomponerle la beca a Brian Rosso porque entendemos como injusto que un deportista que dedicó tantos años a representar a su país se quede sin ningún tipo de sostén y sin previo aviso. Ya lo hemos hablado con él", afirmó Arrondo.

"Después de 7 meses la Justicia decidió que se decrete la nulidad de la sanción que me fue impuesta en marzo y me dejaba fuera del Preolímpico con vistas a Tokio. Lamentablemente, siete meses en el alto rendimiento es demasiado tiempo pero siempre tuve fe y creí que este momento iba a llegar. Ojalá que este tipo de situaciones dejen de pasar en el deporte argentino y no perdamos el foco en cuál es la meta: dejar nuestra bandera en lo más alto", escribió Rosso el 4 de noviembre pasado en su cuenta de Facebook.

Comentá y expresate