Adolfo Rodríguez Saá reconoció su derrota cuando el escrutinio está en marcha y resta confirmar si su hermano y actual gobernador, Alberto, retendrá el poder o se da una victoria de Claudio Poggi, un ex colaborador de ambos. “Hemos llegado al final de un largo camino”, admitió quien no solo gobernó la provincia de San Luis sino que llegó a ser presidente de la Nación durante unos pocos días, a fines de 2001.

“Ha sido una elección histórica, reconozco el significado que tiene para mi vida política”, dijo el candidato que supo acostumbrarse a las victorias en esas tierras puntanas, donde su apellido ha tenido una continuidad durante décadas en lo más alto del poder.

Dijo que “es natural que esta noche nos sintamos un poco decepcionados”, pero aclaró que aunque se quedaron atrás en los resultados siguen siendo él y sus seguidores “hombres y mujeres de convicciones”.

Adolfo y Alberto Rodríguez Saá se enfrentan por primera vez en una elección luego de una serie de diferencias que tuvieron en los últimos tiempos. El tercero en pugna es Poggi, que ya fue gobernador de la provincia con apoyo de ambos hermanos.

Comentá y expresate