Durante los últimos años el consumo de motos eléctricas fue creciendo en la Argentina bajo la idea de una movilidad sustentable y que requiera de energías limpias, a su vez somos uno de los mayores productores de litio, el componente que se utiliza en la batería de estos medios de transporte. Igualmente, hay que tomar algunos recaudos a la hora de adquirir alguno de ellos.

Portal Universidad dialogó con Héctor Ragnoli, Director Coordinador de la Dirección de Tránsito, sobre la situación de los vehículos eléctricos en Mar del Plata. Ragnoli declaró que “si bien hay un aumento de vehículos eléctricos en el país, en Mar del Plata las motos eléctricas están en pleno crecimiento”.

Igualmente, afirmó que “hay que tener cuidado con lo que compramos. En Mar del Plata hay dos casas que están vendiendo motos eléctricas que no tienen una Licencia de Configuración de Modelo (LCM), que no tienen la documentación para ser homologadas”.

Para estar atento a esta situación el Coordinador explicó que “tenés que pedirle a quien te vende la documentación como vehículo homologado. Si no está, no lo podes patentar y si circulas te la van a secuestrar. Es como los autos eléctricos, cuando fabricas uno tenés que presentarlo en el INTI (Instituto Nacional de Tecnología Industrial) y ahí le hacen la prueba de seguridad y obtiene la LCM”.

No es que existe una prohibición para la utilización de estos vehículos, sino que “está prohibido circular sin patente. Cuando pones un vehículo en la vía pública, está sujeto a la Ley de Tránsito Nacional y tenés que patentarlo”.

Pros y contras de los vehículos eléctricos

Ragnoli hizo referencia a los beneficios de utilizar el auto eléctrico y expresó que “en principio no tenemos la generación de dióxido de carbono. Con los motores eléctricos se elimina”.

A su vez, detalló que “se genera otra preocupación que es a donde van a ir a parar todas las baterías, de plomo y de litio. Un auto eléctrico anda unos 150 mil kilómetros con las mismas baterías, después hay que cambiarlas porque entran a disminuir en más de un 75%”.

“Ahí te va cambiando la autonomía y estas baterías valen en dólares por kilowatt. Cada kilowatt aproximadamente hoy están 132 dólares, y un auto híbrido pero enchufable, motor de gasolina y eléctrico, llevan baterías de 12 kilowatt o sea que si quisiéramos cambiar las baterías estaríamos en 1.400 dólares aproximadamente”, planteó.

Hablando de la producción en Argentina, señaló que “hay autos híbridos, que no desarrollan más de 50 km por hora y no pueden andar en ruta, sino que son para las áreas del centro de la ciudad”.

Si bien se ha hablado de los autos eléctricos como una solución sustentable y amigable con el medio ambiente, Héctor enfatizó con que “es una tecnología limpia, no contamina y el mantenimiento es mínimo porque solo tenes el acelerador y el freno. Lo único que hay que ir pensando es cuando haya en cantidad circulando y a medida que llegue al agotamiento de las baterías, donde se van a depositar para que no contaminen”.

Por último, en el caso de la economía, Ragnoli afirmó que “cuesta siete veces menos que el combustible, la nafta o el gasoil, lo podes cargar en tu casa y tarda más o menos seis horas y sale más barato”.

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate