El proyecto del concejal Nicolás Lauría para trasladar la zona roja a la Diagonal Canosa generó rechazo por parte de vecinos, políticos y entidades deportivas. El representante legal de la Federación del Voleibol Argentino (Feva), Cameco y tesorero de Fundación Deportes en Valor, Mariano Céspedes, advirtió que podrían tomar acciones legales ante esta propuesta.

Así lo expresó en una nota enviada al Concejo Deliberante donde expresa “profundo estupor y preocupación” por la iniciativa. “Significa dotar de legalidad a una actividad que reúne varias cuestiones expresamente penadas por el Código Penal, tales como la trata de personas, la venta de estupefacientes y la oferta callejera de sexo”, señaló. Y agregó: “No puede pretenderse el traslado, re ubicación o reglamentación de una actividad prohibida, ya que de lo contrario se caería en un absurdo legal”.

“Sumado a ello el lugar donde se pretende hacerlo, forma parte del Parque de los Deportes, donde funcionan varias entidades vinculadas a la práctica de deportes para la niñez y adolescencia, tales como el voleibol, fútbol y hockey”, agregó el abogado.

La práctica deportiva, afirmó, es “esencial para la salud de todos los marplatenses, su educación y sobre todo su inclusión”, y “se encuentra acompañada por el trabajo incansable de innumerables instituciones que durante años se han empeñado en contener a los niños y adultos de distintas clases sociales para otorgarles un espacio apto para la práctica deportiva y alejarlos de la tentación de las drogas y las malas amistades”.

En este sentido, citó la labor de la Confederación Argentina de Patín (Roller Hockey), la Fundación Deportes en Valor, el club Ce.De.Tal.Vo, el Club Atlético San José e incluso el Centro Municipal de Hockey, lugar que es visitado a diario por distintos colegios y clubes.

Por otro lado, Céspedes advirtió que “la práctica de estos deportes se realiza inclusive en horarios no diurnos, con lo cual, no sólo los niños estarían observando el movimiento de la actividad que se pretende trasladar, sino también se pondría en riesgo la integridad de los padres y responsables que van a buscarlos al finalizar su actividad deportiva”.

“En este orden de ideas, la vereda Este de la Diagonal Canosa forma parte de un circuito de caminata y running utilizado por muchos ciudadanos en cualquier horario, por lo que se estaría pretendiendo cambiar una actividad saludable por el ejercicio de una actividad cuasi delictiva”, agregó.

El letrado consideró que la actividad de la zona roja “trae aparejada una serie de “subproductos” tales como la presencia de vendedores de droga, consumidores, proxenetas que ponen en riesgo no sólo a los niños que concurren a hacer deporte, sino también a los vecinos de la zona”.

“Llama poderosamente la atención que la propuesta sea realizada por un edil que en sus inicios fue un atleta profesional, siendo un reconocido basquetbolista de la ciudad y que se formó en la vida de club, por lo que conoce perfectamente la importancia de los mismos no sólo como centros deportivos sino como ejecutores de una función social de importancia sideral”, criticó Céspedes.

Si bien desde las entidades para las que trabaja “entienden la preocupación y hartazgo de los habitantes de las zonas donde actualmente se desarrolla la actividad”, sostuvieron que la solución no es trasladarla al Parque de los Deportes,” que además en sus inmediaciones tiene una población importante instalada, a la cual se perjudicaría notoriamente en distintos rubros, como valor de sus viviendas, seguridad, tranquilidad”.

“Esperamos que el Concejo Deliberante no de curso a esta incongruente iniciativa y el responsable actual del Emder cuya jurisdicción en la zona es obvia se oponga a la misma, dejando aclarado que estamos dispuestos a iniciar todas las acciones legales a nuestro alcance para evitar que se materialice semejante atropello a los derechos de los vecinos de la zona y los niños que concurren a realizar su práctica deportiva”, advirtió el abogado.

Comentá y expresate