Cuarenta y cuatro medidores de agua fueron sustraídos o vandalizados en tan sólo 48 horas diferentes sectores de Mar del Plata y esto afecta la normal prestación del servicio que brinda Obras Sanitarias (OSSE). La empresa municipal confirmó los hecho ocurrieron en los barrios Bernardino Rivadavia, Malvinas Argentinas y El Gaucho, aunque también registró episodios en otros puntos.

El robo además compromete la rutina diaria de los operarios en orden a la atención que debe dedicarse a estos hechos fuera de agenda.

Los casos, que tuvieron lugar esta semana, fueron denunciados por OSSE ante la Fiscalía General donde se dejó constancia de que no es la primera vez que ocurre. Es que más allá de que se informara en reiteradas oportunidades que los medidores no tienen valor de reventa, la preocupación concreta tiene que ver –a pesar de los casos de robo- con los inconvenientes en la correcta llegada del servicio a los vecinos dadas las importantes fugas que se dan con este tipo de accionar.

“Acá se provoca un perjuicio muy grande – insistieron desde Obras Sanitarias- Es el daño por el daño mismo. Los medidores están conformados por una aleación de metales conocida como “latón”, no son de bronce. Es decir, no tienen valor en una posible reventa”, volvieron a remarcar.

Los medidores no son de bronce. Es decir, no tienen valor en una posible reventa.

Tal como se ha dado cuenta oportunamente, una vez más Bernardino Rivadavia vuelve a ser uno de los barrios más afectados por el robo de medidores. Es que entre durante el martes y miércoles pasados se vieron perjudicados –entre otros- los domicilios de Alberti 5820, Avellaneda 5190; Marconi 3455, 3726, 3847, 3861, 3970 y 4039, 1 de Mayo 2741 y 2902 y Formosa 5210. También Malvinas Argentinas ha registrado un importante número de casos, como los de French 7846 y 7769, y Beruti 7663, 7667, 7668, 7524 y 7780, por nombrar sólo algunos.

En El Gaucho los delincuentes hicieron eje en Vignolo 150, Juan B. Justo 5858 y Gaboto 9330, en Los Andes en Alberti sobre las alturas 6135, 6101, 6115 y 5727, y en otros puntos como Juan B. Justo 6982 (Las Américas), Champagnat 2869 (Las Lilas) y Alvarado 6362, en el Regional.

El modus operandi, que se reitera con idéntico formato, tiene que ver con un objetivo evidente: alzarse con todo el pedazo de medidor incluyendo la válvula de cierre. Para ello y utilizando una pala o material cortante destruyen toda la caja de contención ubicada preferentemente en vereda de pasto afectando no sólo la conexión del vecino frentista sino también –paralelamente- generando roturas significativas con pérdidas importantes del vital recurso para el resto de los habitantes.

Desde Obras Sanitarias se alienta a la población a comunicarse al 0810-6662424 ante toda actitud sospechosa de quienes no se encuentren autorizados para maniobrar sobre los medidores, buscando así dejar sin efecto un accionar que se reitera pero que se pretende desterrar con el compromiso asumido por todos.

Comentá y expresate