La Fundación Observatorio Pyme advirtió que como consecuencia de la cuarentena obligatoria hay 61.000 empresas del sector industrial que están en riesgo de cierre, lo que significaría la pérdida de unos 263.000 puestos de trabajo.

Así lo indicó en el último monitoreo especial realizado por la entidad vinculada a la Unión Industrial Argentina (UIA) y la Universidad de Bologna sobre el impacto de la pandemia del coronavirus sobre las pequeñas y medianas empresas.

De acuerdo al relevamiento, la proporción de empresas en riesgo de desaparecer creció 2 puntos durante abril y pasó del 6% al 8%, lo que implica que se sumaron 26.000 firmas que involucran a 73.000 trabajadores a las que había a final de marzo.

“Entre las empresas no operativas el riesgo de cierre es mucho mayor, alcanzando al 18% de ellas, y algunas regiones, como el NOA, este riesgo sube hasta el 20% del total de las empresas allí localizadas”, advierte el reporte, según indicó Ámbito Financiero, y señala que ''entre las MiPyME no operativas, sólo el 20% de ellas podrá pagar más del 60% de los costos operativos y obligaciones del mes de mayo”.

Como dato a favor, se destaca que la decisión del Gobierno de ir sumando nuevas actividades a la actividad en medio de las medidas de aislamiento representó una fuerte caída de las pérdidas de la industria. Al inicio de abril se estimaba que por día el conjunto de empresas perdía unos u$s115 millones, y sobre el final del mes u$s82 millones.

“Gracias a la salida paulatina del aislamiento social, preventivo y obligatorio en el último mes se sumaron a la actividad 77 mil empresas y 279 mil trabajadores asalariados”, destaca el reporte del FOP.

Según indica el estudio, aún están completamente inactivas el 40% de las empresas de la construcción y el 30% de las del sector industrial, concentradas especialmente en la región de la Capital Federal y el Gran Buenos Aires, donde permanecen inactivos 600 mil asalariados de todos los sectores de actividad de las MiPyME.

El Programa de Asistencia al Trabajo y la Producción alcanzó al 60% de las MyPyME y al 42% de ellas el crédito al 24%. En cambio, el 80% de las MiPyME tuvo que apelar a sus reservas para afrontar la caída de la actividad y el 35% de ellas firmar nuevos acuerdos de suspensiones y reducción de jornada con disminución salarial a causa de la inactividad.

Por otro lado, se destaca como muy positivos los acuerdos con los sindicatos para la reducción de salarios y suspensiones, con el fin de evitar despidos. Muy positiva resulta la dinámica social de negociación entre MiPyME y trabajadores. “El 52% de las empresas no operativas ya logró acuerdos que permiten disminuir el impacto de la crisis en las empresas. Se esperan al menos otro 15% más de acuerdos laborales en mayo cerrados tanto por las empresas no operativas como operativas”, indica el reporte.

El trabajo remarca que “el paulatino ingreso a una nueva normalidad mediante una salida ordenada de la cuarentena, con el consiguiente ahorro de costos por la inactividad, dinamizará la demanda agregada”.

Comentá y expresate