El proyecto de reforma de la ley de alquileres avanza en la Cámara de Diputados de la Nación. El expediente contempla, entre otros aspectos, la extensión del contrato a tres años, una actualización anual de ese acuerdo basado en un promedio del aumento de salarios e inflación, y un nuevo sistema de garantías.

Para el martillero Diego Del Valle, si se aprueban estas modificaciones en la normativa, los inquilinos de Mar del Plata podrían ser perjudicados por las nuevas condiciones. “A los martilleros no nos afecta, sin embargo puede traer problemas para los inquilinos por los plazos y la inflación”, afirmó a Ahora Mar del Plata.

El profesional señaló que la demanda de alquileres en la ciudad no es un dato menor. “Un 30% de la población alquila una vivienda o un comercio", indicó.

En Mar del Plata un 30% de la población alquila una vivienda o un comercio.

De aprobarse esta modificación, “se aumentarían los alquileres automáticamente en un valor que hoy estará cerca del 55% anual”. “Hace cinco años que en Mar del Plata se trabaja con un máximo de 30% de aumento”, describió Del Valle.

Por otro lado, el martillero recordó que a partir usos y costumbres de más de 30 años, en Mar del Plata el inquilino no paga las expensas. Sin embargo, con esta reforma podría comenzar a abonarlas. “Es uno de los beneficios que tiene quien alquila en la ciudad y que corre el riesgo de desaparecer”, advirtió.

El consenso alcanzado entre legisladores de Cambiemos, del Frente para la Victoria y otras bancadas provinciales permite debatir esta iniciativa en la próxima sesión que se realizará el 20 o 27 de noviembre, antes de que culmine el período ordinario.

El proyecto fue redactado en base a las iniciativas impulsadas por el macrista Daniel Lipovetzky; el jefe de la bancada del Frente para la Victoria, Agustín Rossi; el titular del interbloque Red por Argentina, Felipe Solá y el diputado del Movimiento Evita Leonardo Grosso.

Características del proyecto

Los aspectos centrales de la reforma del Código Civil y Comercial referido a la ley de alquileres son la extensión de un contrato de dos a tres años, un nuevo mecanismo de actualización anual -en lugar de semestral- que se calculará en base al aumento de la inflación y el salario.

En ese sentido se establecen una fórmula para la actualización de los precios, combinando el IPC (Índice de Precios al Consumidor) con el RIPTE (Remuneración Imponible Promedio de los Trabajadores Estables.

Otro punto clave del proyecto es que se establece que el inquilino podrá optar por presentar como garantía un aval bancario, seguro de caución; garantía de fianza; o personal del locatario, que se documentará con recibo de sueldo, certificado de ingresos o cualquier otro medio fehaciente.

En el dictamen consensuado se establece que el inquilino presentará dos propuestas de garantías y el propietario estará obligado a elegir una; también se fija en un mes el depósito que tendrá que abonar el locatario.

También se fija que las expensas extraordinarias deberán ser abonadas por el dueño de la propiedad, y que en caso de rescindir el contrato, el inquilino deberá avisar con tres meses de anticipación para evitar pagar una multa.

Comentá y expresate