Nazareno Julián llegó este domingo a Mar del Plata en el buque Orión II. Tenía fiebre, la garganta tomada y dolor de cuerpo. Si bien el último 6 de mayo se realizó un hisopado antes de embarcar y el resultado dio negativo, Nazareno estaba asustado. En el control que le realizaron al regresar a la ciudad le dijeron que se quede tranquilo: tiene anginas y principio de neumonía, por las condiciones en las que viajaba en el buque.

Nazareno tiene 34 años y temía volver a su casa y contagiar a su familia. Sin embargo, volverá a su hogar y se hará un hisopado este lunes. "Me dijeron que me lo tengo que pagar yo", le dijo a Ahora Mar del Plata.

"Me dijeron que me quede tranquilo, que vaya a casa. Me tomaron la temperatura y no tengo fiebre. Me dijeron que tengo angina y principio de neumonía, por la humedad y el agua del barco", indicó Nazareno, que lamentó las condiciones en las que viajaba la tripulación.

Por su parte, Rubén, padre del tripulante, indicó que "en el barco estaban viajando de forma inhumana". A su vez, denunció que "descartaron a 20 personas en un gomón".

Comentá y expresate