Vecinos de un amplio sector del barrio Chauvín expresaron su preocupación por la seguidilla de robos perpetrados por delincuentes armados que se desplazan en moto. Alarmados por la situación, algunos hablan de "zona liberada" y reclaman presencia policial para prevenir este tipo de hechos delictivos que ocurren a toda hora del día.

"A mi hijo le arrebataron la mochila, donde llevaba apuntes de estudio y el teléfono. Eran dos y andaban en moto", contó una mujer de la zona de Almafuerte y San Luis. Ocurrió a la tarde, cuando recién oscurecía. Uno de los ladrones empuñaba un arma de fuego.

Otro vecino que fue abordado por dos sujetos que se desplazaban en un rodado tipo enduro relató: "Yo zafé por poco, porque aceleré mi moto y me pude escapar". "El que iba atrás me apuntó con un revólver cuando yo aminoré la marcha con mi moto. Tuve la reacción de acelerar en contramano y me escapé", agregó. Sucedió minutos después de las 17 en inmediaciones de Avenida Paso y Mitre.

Otra mujer que caminaba por Vieytes también fue interceptada por motochorros, quienes le sustrajeron el celular.

Las denuncias por los robos registrados en la última semana fueron radicas en la comisaría segunda.

"Nos sentimos desprotegidos, necesitamos más presencia de la policía", expresaron los vecinos. Y añadieron: "Parece que estuviera la zona liberada". Una jubilada, residente hace más de 20 años en este barrio, comentó: "No puede ser que vivamos con miedo. Salimos poco por la pandemia y cuando lo hacemos para ir de compras estamos pendientes de que no se te venga encima un arrebatador".

En este contexto, ante la falta de respuestas, de las autoridades policiales y de Seguridad, los vecinos toman precauciones y se organizan. "Hay que tener cuidado con las entraderas, a cualquier hora del día", señalaron. En especial, agregaron, si es de noche. "Muchos nos vamos contactando por Whatsapp y avisamos cuando llegamos a casa. Así nos cuidamos entre nosotros por ejemplo para entrar los autos", contaron.

Comentá y expresate