La falla es muy grande y puede afectar a la mayoría de las redes WiFi de todo el mundo, incluso la de tu propia casa. Un investigador belga, Mathy Banhoef, descubrió una grave vulnerabilidad en la seguridad en WiFi que permitiría que cualquiera de estas redes inalámbricas pueda ser hackeada. Es decir, no habría contraseña suficiente para mantener la seguridad y privacidad de tu conexión.

Técnicamente, se trata de una falla en el protocolo WPA2 y se logró acceder a través de una técnica denominada KRACK, un acrónimo de Key Reinstallation AttaCK. El estándar WAP2 -WiFi Protected Access II- se instauró hace algunos años como sustituto de los anteriores sistemas WEP y WPA, considerados más inseguros al utilizar un algoritmo de cifrado AES (Advanced Encryption Standard).

Según indicó la web especializada Ars Technica, el error pone en evidencia el sistema de seguridad diseñado para proteger las conexiones WiFi. Gracias a este hallazgo, se podrían conocer las claves para "crackear" y acceder a los routers de todo el mundo, tanto a los hogares como en los lugares de trabajo. Nadie escapa a la amenaza.

El Equipo de Respuesta ante Emergencias Informáticas de Estados Unidos (US-Cert) reconoció el fallo, según Ars Technica. "La gran mayoría de puntos de acceso existentes no se beneficiarían rápidamente de una corrección", advirtió la web. Los expertos advierten que es muy difícil de resolver y se trata de uno de los descubrimientos más graves de los últimos años.

Fuente: TN.com.ar

Comentá y expresate