El presidente Alberto Fernández asumió que "uno de cada cinco argentinos no está conforme con el aislamiento". "El 100 por ciento hubiésemos querido no tener que aislarnos y que la economía siguiera funcionando mejor de lo que funcionaba", agregó durante su mensaje por la extensión de la cuarentena, con anuncios principalmente para el Área Metropolitana de Buenos Aires. Pero señaló que llegó la pandemia y "uno no sabe cuándo acaba de derrotar al coronavirus”. “No estoy enamorado de las cuarentenas. Es el único remedio que conocemos”, sostuvo.

Así lo expresó en un mensaje grabado desde la residencia de Olivos junto al gobernador bonaerense Axel Kicillof y el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, que era emitido esta tarde.

También afirmó que todo el esfuerzo que se hizo en este tiempo "no fue inútil" porque "hubiese sido peor", y enumeró los avances realizados en este tiempo "con mucho esfuerzo" de Nación, Ciudad y Provincia para que hoy el sistema sanitario esté preparado para la cantidad de casos que hoy se registran. Al mismo tiempo, el mandatario lamentó el "trágico número de 1.000 muertes".

Fernández aseguró que los argentinos “deben enojarse con la pandemia, no con el remedio”, en referencia al aislamiento social, preventivo y obligatorio que rige desde el 20 de marzo, y sostuvo que “lo que no se debe permitir es el aumento de casos” de coronavirus.

"Si la Argentina hubiese seguido el ritmo de Brasil, hoy tendría 10.000 muertos", dijo, ya que el vecino país tiene 50.000 muertos, con cinco veces la cantidad de habitantes que la Argentina.

El Presidente sostuvo que el epicentro de los contagios por coronavirus "está en el AMBA y otro con menor incidencia en Chaco", y asumió que "el área metropolitana está contagiando al resto de las áreas del país". Por ese motivo, indicó el mandatario, es necesario "aislar al AMBA del resto del país".

Por otro lado, sostuvo que la ocupación de camasde terapia intensiva es "un dato determinante para cuidar la vida y la salud".

Fernández anunció que "se va a aislar el Amba para reducir la circulación", y por ende los contagios y la ocupación de camas", y afirmó que el transporte público "será limitado exclusivamente a los servicios esenciales, que son 24", por lo que resumió que, "desde el 1 de julio hasta el 17, les pido a todos que se queden su casa".

También garantizó que el gobierno trata de socorrer a todos y que la asistencia económica a los sectores sociales que lo necesitan "roza los 3 puntos del PBI”, y que se “preservará el empleo y la producción”.

El jefe de Estado les dijo a los argentinos: "Si ustedes entienden que queremos cuidarlos, todo es más fácil", y dejó claro que todas las medidas se toman "en consenso y coordinación" con la Ciudad y la provincia de Buenos Aires.

Comentá y expresate