El presidente Alberto Fernández aseguró que "no hay presos políticos" en la Argentina, en medio de la interna del oficialismo por los detenidos en las causas por corrupción.

"Es una discusión tan innecesaria la que estamos viviendo. Si hay alguien que cuestionó los procedimientos judiciales fui yo", afirmó en diálogo con Radio Continental.

"El preso político es el que técnicamente está a disposición del Ejecutivo. No tengo a nadie preso sin causa", agregó. "Obviamente que me molesta que digan que tengo presos políticos porque no los tengo", resaltó.

La tensión sobre el tema resurgió la semana pasada luego de que el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, planteara en una entrevista que en el país no hay presos políticos pero sí detenciones arbitrarias. Sus dichos provocaron la reacción del ex ministro de Planificación, Julio De Vido, y de Milagro Sala, quienes continúan detenidos por diversos delitos presuntamente cometidos durante los gobiernos kirchneristas.

Ayer, el gobernador bonaerense Axel Kicillof dijo que cree que en la Argentina "hay presos políticos". "Si hay políticos presos y se usa la Justicia para ponerlos presos, lo correcto es llamarlos presos políticos. Políticos presos con prisiones preventivas, arrepentidos truchos", afirmó Kicillof en una entrevista que concedió al diario Perfil.

Comentá y expresate