El presidente Alberto Fernández encabezó este mediodía un acto especial. Allí debía estar su ministro de Transporte, Mario Meoni, que falleció el viernes en un accidente de tránsito. Por ese motivo, el evento -en el cual se inauguraron paradas seguras- se convirtió en un homenaje que incluyó discursos emotivos.

El del jefe de Estado fue un ejemplo de ello. Aseguró que la muerte de Meoni le sirve a la dirigencia política para reivindicar el valor de la vida en un momento donde se deben tomar decisiones complejas para enfrentar la segunda ola de coronavirus, que ya provocó más de 60 mil fallecimientos en la Argentina.

“En este momento, donde todos sentimos la pérdida de Mario, deberíamos entender cuánto vale la vida. La vida vale mucho. Es lo más valioso que tenemos”, introdujo.

Y continuó: “Se fue Mario y nos dejó un hueco muy difícil de llenar y eso nos pasa con cada argentino que se muere en la pandemia; por eso no podemos darnos el lujo de decirle a un argentino que no lo podemos atender porque no hay cama”.

Al borde de las lágrimas, el Presidente dijo que son momentos muy difíciles que no se resuelven “haciendo política”. Y le hizo un pedido especial a la oposición: “Ninguna coyuntura política nos autoriza a dejar de valorar la salud de los argentinos, de las argentinas”.

Embed

Comentá y expresate