El precandidato a presidente del Frente de Todos, Alberto Fernández, advirtió esta noche que su postulación tuvo una "prueba de clasificación" en las PASO y que, en virtud de su rendimiento electoral, el kirchnerismo quedó "cómodo" para "salir primero" en las elecciones generales de octubre.

"Quedamos cómodos para salir primeros" en las elecciones generales de octubre, dijo Fernández a los periodistas sobre el resultado de las primarias, al llegar al búnker donde esperará el recuento oficial de votos que se conocerá más tarde.

El candidato habló a la salida de su casa antes de dirigirse al búnker de campaña del peronismo. "Dimos un paso. Ahora vamos a tener que seguir trabajando", explicó.

Fernández destacó que "dos terceras parte de la Argentina le dijeron basta al Gobierno" y aseguró que en su espacio político están "muy contentos" por los primeros resultados que llegan al búnker.

Al ingresar al centro de campaña, dijo sentir un "cariño enorme de la gente" y una "enorme responsabilidad" debido a que la ciudadanía "confió" en él, y aseguró: "Conmigo se terminó la grieta para siempre y la venganza también".

Además, se refirió a la carga de datos y apuntó contra el gobierno nacional. "Cuánto antes den los datos, mejor. Así los argentinos terminan esta espera. Esperamos que no manipulen los datos", sostuvo.

"Que no le mientan a la gente. Si ellos no dan los datos, los vamos a dar nosotros. Porque montamos un centro de información y tenemos datos propios", indicó el compañero de fórmula de Cristina Kirchner.

Comentá y expresate