A dos días de la presentación del proyecto de Ley Impositiva del oficialismo en la Cámara de Diputados de la provincia de Buenos Aires, el gobernador de la provincia de Buenos Aires, Axel Kicillof, recibió el apoyo del presidente Alberto Fernández, tras una reunión que mantuvieron en su despacho de Casa Rosada.

El gobierno bonaerense deberá afrontar vencimientos de deuda por unos US$ 580 millones durante enero, por lo que su situación financiera es muy comprometida y el riesgo de default crece. Kicillof ya anticipó que encontró una situación de caja muy complicada tras suceder a María Eugenia Vidal.

Un bono de US$ 260 millones vencerá el 17 de enero próximo y el otro el 26 de enero, por US$ 277 millones. Además tendrá en enero otros dos vencimientos menores por 26.000 euros y 24.000 dólares.

Según un informe de la calificadora Moody´s, la provincia de Buenos Aires deberá afrontar un mayor riesgo de default. Es debido a su alta susceptibilidad a la volatilidad del tipo de cambio dada su alta cuota de deuda denominada en moneda extranjera. También por su vulnerabilidad a condiciones financieras ajustadas y su debilitada situación fiscal como consecuencia de una menor recaudación impositiva.

Es en ese marco en el que representantes del gobierno bonaerense mantuvieron hoy distintas reuniones con referentes de la oposición en La Plata para avanzar en acuerdos respecto a la Ley Impositiva, que definirá los tributos que abonarán los bonaerenses durante este año, de cara a la sesión del miércoles en la Legislatura.

Fuentes parlamentarias y del Poder Ejecutivo detallaron al Diario Perfil que tras una serie de encuentros con representantes de Juntos por el Cambio que se realizarán hoy por la tarde, la administración de Axel Kicillof decidirá si se presenta una nueva propuesta parlamentaria con las modificaciones acordadas o si se mantiene la iniciativa original y luego, en la sesión convocada para el miércoles, se le introducen las reformas sobre tablas.

En paralelo, el ministro de Hacienda y Finanzas, Pablo López, y el director ejecutivo de ARBA, Cristian Girard, realizarán distintos análisis técnicos de las propuestas acercadas por la oposición para evaluar su factibilidad y el impacto en la recaudación.

Comentá y expresate