El presidente Alberto Fernández atribuyó este jueves los incidentes en Casa Rosada durante el velatorio de Diego Maradona a la "desesperación de algunos" que "creyendo que iban a quedarse afuera, se precipitaron y rompieron la entrada" del edificio.

"Hubiéramos querido que no pase", lamentó el mandatario, pero remarcó que "la desesperación de algunos" motivó los incidentes por los cuales la ceremonia debió ser suspendida antes del horario de finalización, prevista inicialmente para las 16 y, luego, para las 19.

En declaraciones a radio Continental, Fernández sostuvo que "todo funcionó muy bien hasta que algunos, viendo que el horario los iba a dejar afuera, se precipitaron, rompieron la puerta de entrada y todo se complicó".

"Si no hubiéramos organizado esto, todo hubiera sido peor, porque era imparable", afirmó el jefe de Estado.

El féretro de Maradona fue retirado del hall central de la Casa Rosada, donde se realizaba el velatorio, ante el ingreso de fanáticos ávidos por darle el último adiós, por lo que la ceremonia fue suspendida y los restos del futbolista fueron trasladados al cementerio de Bella Vista.

Comentá y expresate