El electo presidente argentino, Alberto Fernández, y quien será su vicepresidenta, Cristina Fernández, coincidieron en repudiar lo ocurrido en Bolivia en estas últimas horas, donde consideran que hubo "un golpe de Estado" que derivó en la renuncia del jefe de Estado de ese país, Evo Morales, confirmada durante la tarde de este domingo.

En el mismo sentido se expidieron otras organizaciones políticas y sociales del país, entre ellas el Bloque de concejales de Unión Ciudadana del Concejo Deliberante de General Pueyrredon.

"En Bolivia se ha consumado un golpe de Estado, producto del accionar conjunto de civiles violentos, el personal policial autoacuartelado y la pasividad del Ejército. Es un golpe perpetrado contra el presidente Evo Morales,quien había convocado a un nuevo proceso electoral", dijo Fernández a través de su cuenta de Twitter.

Embed

En el caso de la ex Presidenta, señaló que "En Bolivia, manifestaciones violentas sin ningún tipo de limitación por parte de las fuerzas policiales, incendian viviendas y secuestran personas mientras las Fuerzas Armadas le “sugieren” al presidente indígena y popular Evo Morales que renuncie". "Lo de Bolivia se llama golpe de Estado.", concluyó, también por la misma red social.

Embed

Manifestaciones desde Mar del Plata

El bloque de Concejales de Unidad Ciudadana expresó desde aquí su "absoluta solidaridad" con Evo Morales, Álvaro García Linera, y con todo el pueblo boliviano. "Expresamos nuestro más enérgico repudio al golpe de estado consumado hoy en el país hermano de Bolivia", dijeron, e hicieron un llamado para "preservar la paz y la continuidad democrática frente a quienes buscan la desestabilización usando la violencia".

Otro comunicado que agrupa a más de 20 organizaciones, entre las cuales aparecen Abuelas de Plaza de Mayo, HIJOS, APDH y Liga por los Derechos Humanos, entre otras, condena "la actitud violenta de grupos que han desoído los llamamientos internacionales y del propio gobierno de Bolivia conmociona y violenta todas las normas y principios de la vida democrática en la región latinoamericana".

"No aceptar la nueva convocatoria a elecciones formulada por Evo Morales, ocupar por la fuerza organismos públicos, amedrentando a la población y a los propios funcionarios y familiares de los integrantes del gobierno muestra un perfil alejado de los valores de la paz, la justicia social y la convivencia democrática", aseguraron.

Comentá y expresate