El juzgado en lo correccional N°1 de Mar del Plata declaró inconstitucionalun fallo que prohibía a un hombre conducir por doce meses luego de arrojar un resultado positivo en un control de alcoholemia.

El acusado, al que también le habían impuesto una multa de 8500 pesos por violar la ley, apeló la inhabilitación sentenciada por el juez de Faltas Pedro López Martucci el 21 de enero pasado.

Al momento del hecho el hombre circulaba con 1,38 miligramos de alcohol en sangre y en la apelación, el abogado del automovilista mencionó que, según la ley, “la sanción de inhabilitación para conducir vehículos será aplicada conjuntamente con la sanción de multa en el caso de que el infractor conduzca con una tasa de alcohol en sangre mayor a la permitida”.

Y en el caso de una medida mayor a “500 miligramos por litro de sangre” la prohibición será de seis meses. “En consecuencia – sostiene la apelación– la norma prevé una sanción fija en función a la graduación alcohólica que registren los conductores”.

Por otro lado, la ley también sostiene una inhabilitación fija en el caso de reincidencia que debe ser aplicada “sólo en faltas graves”. Sin embargo, en este caso, es la primera vez que el automovilista es sancionado por manejar alcoholizado.

De esta manera, el juzgado revocó parcialmente la sentencia apelada y dejó sin efecto la inhabilitación para manejar por doce meses.

Comentá y expresate