Un año atrás, Aldosivi no tenía mucho para festejar. El descenso en aquella noche de lluvia ante Olimpo en el Minella había provocado una herida grande.Y si bien se había armado un plantel para intentar el retorno inmediato, nadie podía asegurar que el equipo se iba a quedar con uno de los dos boletos a Primera División.

La apuesta por Gustavo Álvarez y por un plantel de jerarquía salió bien. El operativo retorno sufrió turbulencias pero se cumplió. Y de una forma histórica: nunca un equipo marplatense había sido campeón de un torneo nacional de fútbol.Aldosivi lo logró el último 4 de mayo, al imponerse en la inolvidable final ante Almagro en la cancha de Arsenal de Sarandí. El 3 a 1 con goles de Arnaldo “Pitu” González, Emiliano Ellacópulos y Cristian Chávez quedará por siempre en la memoria de los portuenses.

aldosivi 1.jpg

Tras el ascenso, Aldosivi renovó parte de la estructura y sumó jugadores con pasado en Primera. Rápidamente, obtuvo funcionamiento y resultados. El equipo muestra una identidad más allá del rival de turno. Propone posesión, juego interior para luego explotar la banda con dos extremos y presión alta. Se mostró competitivo y, pese a que el objetivo es mantener la categoría, sus hinchas se ilusionan con alguna copa internacional.

Todo cambió en Aldosivi en este 2018 que se va. En un año, hizo historia, volvió a Primera y navega sin tormentas por las aguas de la Superliga. A diferencia de diciembre de 2017, esta vez sus hinchas tienen varios motivos para celebrar.

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate