El popular psicólogo Alejandro Schujman, que cuenta con casi 460.000 seguidores en su cuenta de Instagram llega a Mar del Plata para presentar su función "¿Sufriste por amor alguna vez?", en la que propone un diálogo constante con el público para debatir cuestiones profundas y complejas que tocan a todo el mundo, centradas en las vivencias amorosas.

La presentación será el próximo sábado 2 de julio a las 20: 30 horas en Chauvin Project Room. Las entradas pueden conseguirse en el propio establecimiento, con dirección en San Luis 2849.

Alejandro Schujman dialogó con Ahora para dar a conocer su obra y compartir lo más importante de su trabajo arriba del escenario.

Sobre esta obra, dijo que "no es una charla debate, no es una obra de teatro; son las dos cosas juntas". "Es un formato en el que la gente se olvida que está en el teatro por el nivel de intimidad que se genera. Es un ida y vuelta, hablando de cosas que nos atraviesan a todos, que tienen que ver con el amor, una cuestión universal y compleja desde que el mundo es mundo", dijo.

Para comentar cuál es la lógica de la obra, especificó que "se trata de armar una caja de herramientas hablando de amores sanos, hablando de amores cobardes, de los miedos, de por qué elegimos lo que elegimos, porque el amor no es que la suerte nos lo pone en frente, sino que nosotros decidimos en uso de nuestra libertad".

"El guión se arma con el público, no hay una estructura, pero el guión básicamente lo arma la gente con sus preguntas, desde su participación, desde la empatía y el clima de intimidad que se genera en la sala", destacó.

Invita al público a que asista a la obra "con ganas de emocionarse, de pensar, de sentir y de ser protagonistas de lo que va a pasar en el escenario".

¿Qué significa llegar a Mar del Plata, una ciudad ícono por su importancia en espectáculos?

"Para mí es super lindo, primero porque esta puesta en particular es un formato que yo quiero mucho y que nació en pandemia; y además porque Mar del Plata es una de las capitales del espectáculo en el país. Es un muy lindo desafío en un espacio nuevo, con Brenda Caretto, que es una periodista brillante con la que yo comparto programa de televisión. Hacemos juntos de columnistas en el programa Altavoz. Así que es un muy lindo desafío estar en Mar del Plata y va a ser la primera de muchas, espero".

¿Cómo se vincula el trabajo de la psicología con el escenario?

"Hace 20 años ya que soy conferencista y me da muchísimo placer el ida y vuelta con la gente, la posibilidad de estar en contacto no con una persona como en el consultorio (que sigo haciendo), pero es una interacción absolutamente distinta, rica y tiene un efecto multiplicador que el trabajo de consultorio no lo tiene".

"Animaba fiestas infantiles cuando era adolescente y ahí empezó mi pasar por las tablas. Tanto en este formato como en un formato con obras para familias que yo tengo o con las charlas en el programa de televisión, me gusta mucho el poder interactuar con toda la gente que sea posible al mismo tiempo".

"Es una oportunidad, yo soy un afortunado porque me apasiona mi trabajo y tengo la suerte de poder hacerlo girando por todo el país y afuera del país también. Ahora se viene una gira en España en el mes de octubre si todo sale bien".

"A veces se llega a cuestiones de un nivel de profundidad que a mí me sorprende y que me conmueve muchas veces".

image.png
Alejandro Schujman, Lic. en Psicología,  escritor y conferencista. 

Alejandro Schujman, Lic. en Psicología, escritor y conferencista.

El lema "lo que pasa en la sala queda en la sala" ¿podría tomarse como el secreto profesional del psicólogo?

"De alguna manera sí. Me ha pasado en Ushuaia por ejemplo que una mujer empieza a contar cosas muy íntimas, muy de adentro y yo en un momento la tuve que parar para decirle 'esperá que yo me vuelvo a Buenos Aires mañana pero acá se conocen todos'".

"Sí, hay un compromiso de cuidarnos entre todos. Yo siempre digo que la empatía puede salvar al mundo y sumar a ese mundo un poquito más de ojos brillantes y menos de mirarnos al ombligo. Se trata de eso, de que la gente se vaya con la sensación de una experiencia vivida y que le sirva para poder cambiar algo que no le hace bien y para poder sostener aquello que sí".

¿Qué te queda después de cada función y qué esperás que le quede al público?

"A mí me genera una sensación de bienestar, de placer y de misión cumplida. La última función la hice en Montevideo, Uruguay en una sala de 120 personas tipo café concert y me quedé después una hora charlando con la gente en el hall del shopping, porque ya teníamos que retirarnos pero la gente no se quería ir así que estábamos todos ahí conversando.

"A mí me queda en lo personal y en lo profesional una sensación de mucho agradecimiento por la entrega de la gente. La paso muy bien en el teatro y la gente también, porque después vuelven los comentarios que la gente va haciendo sobre lo que charlamos en el teatro. Gente que está en relaciones muy complicadas después me dice 'empecé terapia y me separé' o 'pude hablar con mi pareja y pudimos arreglar algunas cosas'. Es muy gratificante".

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate