Este lunes el Gobierno de Alemania anunció lo que podría ser un cambio radical en su postura con respecto a las sanciones que deben imponerse a Rusia por su invasión a Ucrania: la aceptación de un embargo del petróleo ruso. Esta es la medida clave que propone la Unión Europea para presionar a Vladimir Putin.

Según dijo en declaraciones televisivas Annalena Baerbock, ministra de Relaciones Exteriores de Alemania, Berlín está "preparado" para enfrentar la situación del faltante de petróleo ruso durante varios años. En ese sentido, explicó que los nuevos contratos que aseguran el suministro de petróleo al país redujeron considerablemente la dependencia del producto importado de Rusia.

Baerbock dijo que el consumo de la importación proveniente de Rusia cayó del 35% al 12% en pocas semanas, según informó la agencia alemana de noticias DPA.

image.png

De todas formas, para aclarar las posibilidades de que ésto suceda, el ministro de Economía alemán, Robert Habeck, dijo que el acuerdo sobre este asunto aún no está definido, ya que hay países que "aún no están preparados" para adoptar la medida.

Habeck también aseguró que un embargo al petróleo de Rusia tendría un impacto sobre el país y que los precios crecerían a razón de ello. Además se podrían generar déficits de manera temporaria. Sin embargo, destacó que tomar esta resolución no provocaría una "crisis petrolera" para Alemania.

De hecho, para seguir abordando esta cuestión en conjunto con el bloque comunitario, los ministros de Energía de la Unión Europea se reunirán para definir las sanciones y la situación del mercado energético continental. También contemplarán el corte de suministro de Gazprom a Polonia y Bulgaria por negarse a pagar el gas en rublos. La reunión será en Bruselas, en un consejo extraordinario que analizará el mecanismo diseñado para evitar más cortes de suministro de gas ruso.

En este contexto, el ministro de Exteriores de Ucrania, Dimitro Kuleba, pidió el domingo al Alto Representante de la UE para Política Exterior y Seguridad Común, Josep Borrell, que el próximo paquete de sanciones contra Rusia incluya un embargo del petróleo.

image.png

Hungría continúa rechazando un embargo de gas y petróleo de Rusia

En sentido contrario al que se expresó desde Alemania, el Gobierno de Hungría dejó en claro nuevamente este lunes que no apoya la posibilidad de que la Unión Europea imponga sanciones contra las importaciones de gas y petróleo rusos. Sanciones de este tipo requieren, habitualmente, la aprobación de todos los estados miembro del bloque.

Zoltan Kovacs, portavoz de la presidencia húngara, recalcó que "la postura de Hungría sobre las sanciones al petróleo y el gas ruso sigue sin cambios". De hecho, estas declaraciones fueron en respuesta a la cadena de televisión alemana ZDF, que había dicho que Hungría "se alejó de su veto" a la medida.

https://twitter.com/zoltanspox/status/1521017268616015873

En su cuenta de Twitter, Kovacs dejó en claro que Hungría continúa con su postura y con respecto a las sanciones al gas y al petróleo de Rusia sentenció: "No las apoyamos".

Hungría ya había anunciado su buena disposición para pagar la importación de gas y petróleo de Rusia en rublos, tal cual como exige Vladimir Putin.

Estas declaraciones cruzadas llegan mientras la Unión Europea prepara el sexto paquete de sanciones contra Rusia desde que inició la invasión. En dicho paquete se espera ver la prohibición de las importaciones de petróleo ruso.

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate