Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de Estados Unidos registraron que las muertes diarias por coronavirus subieron un 131 por ciento en el último mes, un aumento que podría frenarse en septiembre si se confirma el descenso de contagios.

Hasta el momento, el país norteamericano contabiliza 644.848 víctimas fatales a causa del virus y acumula casi 40 millones de casos positivos.

En julio el país experimentó un ascenso en la curva de contagios que alcanzó su pico a fines de agosto. En los primeros días de septiembre ha disminuido el nivel de contagios.

Sin embargo, la cifra de muertes sigue siendo elevado por el desfase de dos semanas aproximadamente entre el aumento de las infecciones y los consiguientes fallecimientos.

Con la preocupante circulación de la variante Delta del coronavirus y la resistencia de muchos sectores a acceder a la vacunación, los niveles de hospitalización continúan en ascenso y en algunos estados, como Kentucky, Georgia y Hawái, las unidades de cuidados intensivos están completamente ocupadas.

Embed

La cantidad de muertes inició su escalada en julio y desde entonces se ha superado cada día, reportando 1.550 fallecidos el 4 de septiembre (Our World In Data).

Anthony Fauci, que se desempeña como Asesor Médico Jefe del Presidente de Estados Unidos y director del Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas, señaló que el país está "peligrosamente cerca" de tener que decidir quién recibe una cama en la UCI.

"Van a estar en una situación en la que tendrán que tomar algunas decisiones muy difíciles", dijo Fauci.

Fauci dijo a CNN que para evitar esa situación hay que "hacer todo lo posible para prevenir nuevas infecciones" y remarcó que "la vacunación es el método número uno" para reducir las hospitalizaciones.

El presidente, Joe Biden, continúa con la campaña de concientización sobre las vacunas para frenar el avance del virus: "es segura, eficaz y la mejor manera de protegerse y proteger a sus seres queridos".

Embed

En todo el país, el 79,83% de las camas de la UCI están en uso y casi un tercio de ellas están ocupadas por pacientes con covid-19, según datos del Departamento de Salud y Servicios Humanos de EE.UU.

Este domingo, ocho estados tenían más del 90% de sus camas de UCI para adultos ocupadas: Alabama, Georgia, Texas, Arkansas, Florida, Mississippi, Nevada y Kentucky.

Además, Fauci señaló que el plan de inyección de la tercera dosis para reforzar la inmunidad de las personas inmunodepresivas podría no estar listo el 20 de septiembre, aunque su demora máxima sería de unas semanas.

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate