Se la conoce en las discotecas como “burundanga 8” y se trata de la última versión de la tristemente célebre droga utilizada para cometer violaciones. El número refiere a la cantidad de horas que se extiende el efecto de la sustancia, desarrollada por laboratorios que fabrican las dosis sin color ni sabor, características que le permiten a los agresores sexuales colocarla en cualquier bebida de las víctimas, sin llamar la atención.

Así lo informó el especialista Claudio Izaguirre, titular de la Asociación Antidrogas de la República Argentina, manifestando que “las bandas que producen estupefacientes siempre están buscando maximizar sus ganancias, vender más y ganar mercado de consumidores, y desarrollan nuevos productos como en el caso de la burundanga, ya que lo que hacen es potenciarla”.

La semana pasada, se conoció un ataque con esta sustancia cuando una joven de 20 años denunció que fue abusada sexualmente por dos hombres que la drogaron en un boliche de la zona rosarina de Parque España donde se había encontrado con otras personas a las que conoció por las redes sociales.

La joven dijo haber sido drogada con el mencionado estupefaciente que le colocaron en una bebida, para luego, en estado de inconsciencia ser trasladada a un departamento donde fue abusada sexualmente por dos hombres hasta que se quedaron dormidos y ella pudo escapar.

“Las víctimas, generalmente chicas muy jovencitas, al ingerir esta sustancia se desvanecen, pierden la conciencia. Lo que decimos siempre para prevenir casos de abusos con burundanga es que la gente alrededor esté muy atenta, y apenas surja alguna anormalidad llame a una ambulancia y lleven a la persona afectada a un hospital”, explicó Izaguirre.

Asimismo, el experto contó que “se debe saber que a los 20 ó 30 minutos, luego de ingerir la dosis que le pusieron en la bebida, la víctima queda a merced de quien suministró la droga, y cuando alguien la ve salir de la discoteca o el lugar donde haya recibido la sustancia, prácticamente no se nota que esté bajo los efectos de una droga tan poderosa”.

“Hay muchos casos donde se observa la filmación en las causas penales, y siempre las víctimas salen caminando con los agresores sexuales. La persona no recuerda nada. En el caso de Rosario, la chica relató que se despertó con dos muchachos en una cama y que no recordaba nada de la previa”, expresó el titular de la Asociación Antidrogas de la República Argentina.

Sobre el suceso en Rosario, se indicó que era noche de barra libre y la víctima tomó una bebida de las que estaban previamente servidas. Al rato se sintió mareada y perdió el conocimiento.

Cuando despertó por la mañana, se encontraba en un domicilio que no conocía, sin ropa y tendida al lado de dos hombres también desnudos. En medio de la confusión, pudo observar que uno de ellos había estado con ella y entonces salió corriendo, se fue a su casa y radicó la denuncia.

“Tenemos que alertar que la burundanga 8, suministrada en dosis grandes, puede ser mortal para las víctimas. El objetivo de la sustancia no es que las chicas se desmayen, sino que puedan ser manipuladas. Entonces, ante cualquier orden, la aceptan. La víctima hace absolutamente todo lo que le exijan. Es bastante sencillo para los varones conseguir esta droga en el ambiente de la noche. No es una droga recreativa, sino que se usa específicamente para abusar de las víctimas, o para robarles sus pertenencias”, dijo Izaguirre.

Comentá y expresate