Una de las medidas más esperadas por parte de muchos trabajadores era el Alivio Fiscal para Monotributistas y Autónomos, que aumenta los topes de facturación de cada categoría para evitar que los monotributistas suban de categoría por una mayor facturación en términos nominales debido a la inflación y no por mayor cantidad de trabajo.

Con cruces y discusiones intensas entre el oficialismo y la oposición, se aprobó la medida que beneficiará a 4,5 millones de monotributistas y a 140.000 trabajadores autónomos. Los senadores también discutieron la media sanción del proyecto que crea el Plan de Pago de Deuda Previsional, que busca regularizar el ingreso de aportes previsionales de personas en edad de jubilarse y que tengan faltantes en los pagos para el acceso a las prestaciones.

El proyecto había avanzado sin problemas desde la Cámara de Diputados y había sido impulsado principalmente por Sergio Massa. Algo similar ocurrió en el Senado, ya que los 60 legisladores presentes votaron a favor. Ahora, el presidente Alberto Fernández y el ministro de Economía, Martín Guzmán, deberán firmar el decreto que habilite a la AFIP a establecer las modificaciones pertinentes.

image.png

El proyecto se aprobó para ser convertido en ley sin modificaciones, a pesar de que Juntos por el Cambio pensaba votar la aprobación general y solicitar modificaciones particulares luego. El Frente de Todos había avisado que no admitiría modificaciones y que iba a capitalizar su mayoría en el recinto.

El impulsor del proyecto, Sergio Massa, presidente de la Cámara de Diputados, celebró en su cuenta de Twitter la aprobación del Alivio Fiscal para Monotributistas y Autónomos.

https://twitter.com/SergioMassa/status/1542689659221860356

Además de actualizar los topes de facturación para los monotributistas para evitar el salto de categoría, el proyecto aumenta las deducciones del Impuesto a las Ganancias que pagan los empleados categorizados como Autónomos: prevé de 2 a 2,5 veces la deducción especial para autónomos y en triplicar la de nuevos profesionales.

Las primeras cuatro categorías del Monotributo son las más beneficiadas, ya que se incrementa en un 60% el monto tope de facturación. Para las dos primeras categorías (A y B), se elimina el pago del componente impositivo, lo que dejaría sus cuotas mensuales en $288 y $555 respectivamente.

Este beneficio es solo para los monotributistas puros que no tengan otros ingresos.

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate