La actualización anual de los contratos de vivienda para alquiler marca un ajuste anual de 61.49%. Esto genera un nuevo obstáculo para los inquilinos, que en ocasiones se ven obligados a dejar la propiedad porque no pueden mantener los costos.” El mercado está en una situación crítica como jamás estuvo”, alertó el martillero Diego del Valle.

A partir del 15 de agosto, la actualización anual de los contratos de vivienda ya supera el 60% de aumento, según establece el índice de Contratos de Locación (ICL) que da el Banco Central. Esta medida rige a partir de la reforma de la Ley de Alquileres.

Del Valle explicó a Ahora Mar del Plata que la crisis en el sector se debe a dos graves problemáticas. “Una es que no ingresan alquileres al mercado. La gente busca vivienda y no encuentra”, sostuvo. “A los propietarios que se les termina un contrato, no vuelven a poner la propiedad en el mercado”, sostuvo.

Por otro lado, el contexto inflacionario “hace aun más difícil que un propietario quiera poner una propiedad a tres años y actualiza al año, cuando también tiene que abonar impuestos, expensas o tiene que hacer un arreglo”.

Los elevados costos de un alquiler están generando que los inquilinos, a un año de firmar el contrato, deban dejar el lugar. “Con estos índices se encuentran que no pueden pagar el aumento. Cuando se trasmite el valor de la actualización, hay gente que tiene que dejar la propiedad”, advirtió Del Valle.

Cuando comenzaba a debatirse la reforma de la Ley de Alquileres, martillero de la ciudad advirtieron el impacto de la normativa en el mercado local. “Sabíamos que el índice y el plazo iban a ser inconvenientes y no nos escucharon. Han pasado 7 meses y no vemos solución ni ganas de resolver este problema”, expresó.

“Mes a mes la situación se agrava. No hay oferta, lo poco que hay está en valores altos. Así que uno espera que se pueda resolver, porque es una problemática que se está teniendo en todo el país”, indicó.

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate