Sonríe este Alvarado, ahora a pura goleada. Festeja esa hinchada bien presente, incansable a la hora de alentar, con cuatro gritos que llevan al equipo cada vez más alto. Y con mejor rendimiento, porque poco tiene que ver esta producción con aquello que se vio en el inicio del torneo.

Vale la victoria, por 4 a 2, porque enfrente estaba Estudiantes de Caseros. Sí, el mismo que hace apenas diez días fue un dolor de cabeza para el River que puso el mismo equipo con el que, este mismo sábado, arañó hasta el último minuto el bicampeonato de América.

Otra vez la figura, por despliegue y rendimiento, fue Pablo Ledesma. A la par con Rivero, autor de dos de los goles y escolta en la tabla de artilleros de este torneo. Con este triunfo Alvarado trepa a 19 puntos, con chances ciertas de clasificar para la Copa Argentina 2020

Parejo arrancó este encuentro en el Mundialista, donde pronto hubo emociones. Y no de las que esperaban los miles que habían ido en busca de otra alegría del equipo de Juan Pablo Pumpido. A los 5 minutos asomaron los problemas: penal a Gallegos que Silva convirtió. Un golpe.

Alvarado dio muestras de carácter y respondió. Fue Rivero, el goleador, quien consiguió el empate luego de capturar un centro cruzado que envió Lucas Fernández. El festejo duró poco porque cuando se jugaba la primera media hora llegó el segundo de Estudiantes. Esta vez fue Pereyra, de cabeza, para volver a poner en ventaja a la visita. Fue el peor momento del local.

La reacción legaría en el segundo tiempo y bien pronto, con gol de cabeza de Fernández, también en una jugada de pelota parada. El gol activó al equipo que fue por más y a los 9 encontró el tercero, esta vez a partir de una jugada de Becker que habilitó otra vez a Rivero.

Con el marcador a favor, Alvarado supo administrar el balón, controlar los embates y esperar la chance para sumar, porque Estudiantes había perdido la línea en busca de la igualdad. El cuarto lo consiguió Rinaldi, con una definición fuerte y arriba.

Comentá y expresate