Alvarado logró este lunes un triunfazo como visitante ante Quilmes, al imponerse por 4 a 3 en un duelo electrizante por la Primera Nacional. De esta manera, el “Torito” logró su primer triunfo como visitante en el certamen y acumuló su segunda victoria consecutiva.

Fue uno de esos partidos inolvidables, con dos equipos con intenciones de ataque, que cometieron errores y se castigaron mutuamente. Alvarado tuvo el mérito de reponerse de errores puntuales y del infortunio de Pedro Fernández en el segundo gol de Quilmes. El equipo marplatense sostuvo la búsqueda ofensiva, con el agregado de la contundencia.

Se puso en ventaja a través de Marcos Astina a los 23', pero parecía que todo se desvanecía con los goles de Pons y Pedro Fernández en contra, a los 35' y a los 39'. Sin embargo, Leandro Navarro sacó un muy buen remate, oportunísimo, a los 41', para un empate clave en lo mental para afrontar el complemento.

Alvarado nunca renunció a la búsqueda y también supo lastimar cuando tuvo espacios. A los 6' del segundo tiempo, Astina definió con excelencia una réplica muy bien manejada para poner el 3 a 2. Sin embargo, dos minutos después, una salida en falso de Fernández le facilitó la definición a Bonetto para el 3 a 3.

Pero el empate de Quilmes no golpeó a Alvarado, que a los 25' encontró la ventaja tras una buena presión en la salida local, que Malagueño transformó en el 4 a 3.

Los úlitmos 20 minutos reflejaron la desesperación de Quilmes, que acumuló delanteros pero no pudo quebrar a Alvarado, que le cerró los caminos y se hizo fuerte para cerrar el arco y traerse tres puntos valiosos para Mar del Plata.

Comentá y expresate