El intendente Guillermo Montenegro aprobó el protocolo para que los cafés puedan extender su horariotras la recomendación elevada por la Comisión Especial de Reactivación Económica.

La prueba piloto en los cafés será prorrogada una semana más, hasta el viernes 17 de julio. Además, sugirieron al jefe comunal que autorice la práctica de actividades deportivas: pádel, squash y pelota paleta.

Las confiterías podrán abrir una hora más: el horario de atención será desde las 7 hasta las 19. De esta manera, se mantiene el horario de apertura pero se extiende el cierre.

La medida generará otro envión en los gastronómicos que se mostraron conformes con la apertura de sus comercios luego de 110 días de estar con las persianas bajas.

"Es tener una mirada local, frente a un problema global", afirmó el edil Ariel Ciano. En este sentido, dijo que "se seguirá poniendo foco en la cuestión sanitaria pero es un premio a los comerciantes que vienen cumpliendo los protocolos y cuidando a los clientes".

Esta actividad reabrió bajo un estricto protocolo. Permiten hasta cuatro clientes por mesa y la distancia social entre las personas es de 2,25 metros. El uso del tapabocas es obligatorio cuando los clientes dejan de consumir.

Los cafés pueden poner mesas en la calle y los ambientes deben estar ventilados permanentemente. Además, no está permitido utilizar el transporte público y se establece la permanencia máxima limitada y la espera afuera del local por parte de los clientes.

Tanto el deporte al aire libre como los cafés no habían sido habilitados por el Gobierno provincial pero con esta herramienta el intendente los habilitará de forma provisoria hasta tener el aval correspondiente del gobernado Axel Kicillof.

A las iniciativas impulsadas la semana pasada, se le suma la práctica del pádel, squash y pelota paleta. Los establecimientos donde se practica este deporte deberán cumplir los protocolos porque se trata de lugares cerrados donde los recaudos deben ser aún mucho mayores.

Comentá y expresate