La autodenominada Mesa de Encuentro Libertador General San Martín, que reúne a exmilitares y expolicías, cosechó hoy el repudio de funcionarios, legisladores y dirigentes de derechos humanos, quienes denunciaron el intento de la agrupación de "desestabilizar, conspirar y desgastar" al Gobierno nacional.

"Claramente es una acción que busca conspirar, desestabilizar y desgastar o intentar cuestionar el rol de la política de defensa que hoy se lleva adelante en la Argentina", consideró el ministro de Defensa, Agustín Rossi.

En declaraciones a AM 750 y otras radios, el ministro rechazó la aparición de la agrupación, que fue presentada formalmente ayer y tiene entre sus miembros a ex militares acusados por "conspiración" y espionaje ilegal.

Rossi afirmó que el Gobierno analiza "denunciar penalmente" a sus integrantes porque lo que buscan es "disputar la conducción militar" en funciones y bajo juramento de respeto a la Constitución Nacional. "Se presentan como una alternativa a lo que es hoy la conducción militar oficial, que son los jefes de las Fuerzas Armadas designados por quien ha sido elegido democráticamente como comandante en jefe de esas fuerzas", el presidente Alberto Fernández, afirmó.

La denominada "Mesa de Encuentro Libertador General San Martín", cuya presentación fue realizada ayer en la sede de la Sociedad Militar Seguro de Vida, es una entidad presidida por Daniel Reimundes, un militar retirado procesado por espionaje ilegal.

Allí, la agrupación anunció que tendrá el objetivo de "representar ante la dirigencia política y la opinión pública al conjunto de los uniformados que cumplen servicio en todo el país". "Hacer este manifiesto y presentarse como ' mesa de enlace' , no tiene nada que ver con el rol democrático que tiene que cumplir el personal retirado de las FFAA de la Argentina", insistió el ministro.

Rossi advirtió además que el Ministerio de Defensa "no va a permitir" que el dinero que el Estado destina a los salarios del personal de las Fuerzas Armadas sea utilizado para "financiar operaciones políticas" que son ajenas a las funciones del personal militar. En ese marco, se refirió a uno de los principales impulsores de la autodenominada "mesa de enlace": Ernesto Juan Bossi, un militar retirado, que estuvo en la ex Side durante el gobierno de la Alianza y bregó por lograr que las Fuerzas Armadas se involucraran en inteligencia interna.

El ministro recordó que Bossi, quien fue además presidente de la Sociedad Militar Seguro de Vida, cargo que ahora ocupa Reimundes, "es un conspirador nato, porque ya conspiró contra Néstor Kirchner y fue denunciado en ese momento".

El ministro indicó que la Sociedad Militar Seguros de Vida, "seguramente es fuente de financiamiento de muchas de estas actividades, ya que es una mutual que tiene una enorme cantidad de recursos y que muchas veces se utiliza para una cantidad de operaciones que son operaciones políticas".

"La 'mesa de enlace' de las Fuerzas Armadas, como su nombre lo indica, nació para conspirar. Se presenta casi como una conducción alternativa a los jefes de las FFAA, asumiendo potestades, funciones y objetivos que son propios de la conducción militar en actividad", publicó anoche Rossi en su cuenta de Twitter, mensaje que fue retuiteado por el presidente Alberto Fernández .

Lo mismo hizo el ministro del Interior, Eduardo ´Wado´ de Pedro quien afirmó: "En este hilo, @RossiAgustinOk explica que la autodenominada ´Mesa de Enlace de las Fuerzas Armadas´ no es ni más ni menos que un reducto de conspiradores con credenciales".

Durante la mañana de hoy se sumaron expresiones de rechazo así como una carta de los ex combatientes de Malvinas, quienes aclararon que no forman parte de ese grupo.

"Recibí con beneplácito la comunicación de la Asociación de Veteranos de Guerra de Malvinas firmado por su Presidente, el general Fernández, en donde desmiente su participación en la Mesa de Enlace de Sociedad Militar Seguros de Vida", publicó Rossi en las redes, y manifestó: "Espero que otros sigan el mismo camino".

Lo mismo hizo la Mutual del Personal de Intendencias Militares (MUPIM) que, a través de una carta a Rossi, aseguró que no formará parte de la denominada "mesa de enlace" de las Fuerzas Armadas y de Seguridad.

En tanto, la titular de Abuelas de Plaza de Mayo, Estela de Carlotto, aseguró hoy que la 'mesa de enlace' busca "desestabilizar cuando estamos atravesando un momento difícil, con una pandemia y un país económicamente destruido" y acusó a sus miembros de seguir "soñando con el poder dictatorial".

A su turno, el secretario de Derechos Humanos de la Nación, Horacio Pietragalla Corti, calificó a los integrantes de ese espacio como "dinosaurios" y se mostró esperanzado en que la actitud "no va a hacer mella en las fuerzas porque los integrantes de hoy tienen otra cabeza".

Desde la CGT, el secretario general de la Confederación Argentina de Trabajadores del Transporte (CATT), Juan Carlos Schmid, también rechazó el armado de la autodenominada mesa de enlace de militares retirados, por constituir "una velada amenaza al sistema democrático". "Respaldamos al #Presidente @alferdez como Comandante en Jefe y a @RossiAgustinOk como único interlocutor de la política de #Defensa de nuestro país", agregó.

Por su parte, el abogado Luis Tagliapietra, padre de unos de los submarinistas fallecidos en el hundimiento del ARA San Juan en 2017, consideró que la conformación la mesa integrada por oficiales retirados "tiene vinculación con la causa del ARA San Juan" ya que "por primera vez se convocó al Consejo de Guerra contra los altos oficiales de la Armada".

Además, diputados nacionales de diferentes bloques, encabezados por legisladores del Frente de Todos, presentaron hoy un proyecto para repudiar la creación de la mesa al advertir que se proponen objetivos que "conspiran contra la plena disciplina de nuestras fuerzas a las instituciones de la democracia".

El proyecto tiene las firmas -entre otros- de los diputados del Frente de Todos, Cristina Alvarez Rodríguez, José Luis Gioja, Rosana Bertone y Walter Correa, así como el diputado del Frente Progresista Cívico y Social de Santa Fe, Luis Contigiani y de Juntos Somos Río Negro, Luis Di Giácomo.

Comentá y expresate