Lo que desde hacía semanas era un secreto a voces en los pasillos de la Bombonera fue confirmado este viernes por el presidente de Boca, Daniel Angelici: Guillermo Barros Schelotto no continuará al frente del equipo. El último partido del ciclo del Mellizo fue la dolorosísima derrota del domingo ante River en la final de la Copa Libertadores que se disputó en Madrid.

"Hemos charlado con afecto y cariño con Guillermo y con Gustavo. El club tenía que tomar una decisión y entendimos que lo mejor para Boca era empezar el año con un cambio", explicó Angelicien una conferencia de prensa brindada en el estadio junto al entrenador saliente, con el que se había reunido un rato antes. "De ninguna manera hoy venía a despedirlo, estoy seguro de que esto es un 'hasta pronto'", vaticinó.

“Tengo la tranquilidad de haber traído un cuerpo técnico que siempre quise desde antes de ganar mi primera elección. Aunque tengo un sentimiento amargo, quiero agradecerle por los dos títulos que hemos logrado y por pelear esta Copa Libertadores hasta la última instancia", añadió el presidente.

A su tiempo, Guillermo agradeció a "la dirigencia, los empleados y los jugadores, porque el trabajo en la cancha se ve a través de ellos, pero es necesario tener el apoyo de la dirigencia y de quienes trabajan en el club". "Y además quiero agradecer a los hinchas por cómo me trataron en estos tres años. No tengo palabras para decir lo que sentí cuando llenaron la Bombonera y cuando nos despidieron el día en que nos íbamos a Madrid. Son increíbles", remarcó.

El Mellizo, férreo tras su coraza pero visiblemente conmovido, fue muy escueto en sus palabras. "La decisión que tomamos es la mejor para Boca", sostuvo poco antes de despedirse sin interactuar con los periodistas. "Hay un montón de preguntas que quizás tengan y que hoy prefiero evitar. Me quiero ir en paz porque di todo. No quiero tener razón", explicó.

Ya con la certeza de la salida del entrenador por el que había apostado en marzo de 2016 y que le dio al club dos títulos locales (torneo 2016/17 y Superliga 2017/18), Angelici evitó dar señales sobre el reemplazante de Guillermo. “No he hablado personalmente con nadie”, enfatizó el titular xeneize, quien tampoco indicó si el club buscará un director deportivo.

La lista de candidatos que se confeccionó en el aire durante las últimas horas, cuando la partida de Barros Schelotto estaba cantada, es extensa e incluye a Miguel Ángel Russo, José Pekerman, Antonio Mohamed, Gustavo Alfaro, Gabriel Heinze, Rolando Schiavi, Martín Palermo y hasta Luiz Felipe Scolari. En cuanto al director deportivo, el que suena más fuerte para cumplir ese rol es Nicolás Burdisso.

Angelici aprovechó para enviar un mensaje en clave electoral a sus adversarios, a quienes tildó de “oportunistas”, a un año de los comicios en los que será elegido su sucesor, ya que él no puede aspirar a otro mandato. “No gasten energía en poner una bandera o dos. Podrán poner todas las que quieran, pero la oportunidad la van a tener en diciembre del año próximo, cuando los verdaderos dueños del club van a decidir qué dirigencia va a continuar”, disparó.

“Seguramente hicimos cosas que no estuvieron bien y que seguiremos analizando, pero yo pongo la cara. Piensan que estamos derrotados. Estoy golpeado y siento mucho dolor, pero no me voy a tomar un día de licencia ni me iré de vacaciones. Estoy fuerte para seguir trabajando hasta el último día de la gestión”, enfatizó.

Fuente: Clarín.

Comentá y expresate