En el complejo Goldcenter de Parque Norte, un amplio predio del norte la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, tuvo lugar la cena anual de la Fundación Libertad, que ayer lunes celebró el encuentro con la participación de gobernadores, legisladores y referentes políticos de Argentina y el exterior.

Entre los más destacados, estuvieron el ex presidente Mauricio Macri, su par uruguayo Julio María Sanguinetti y el Premio Nobel de Literatura Mario Vargas Llosa. Fundación Libertad es una entidad privada sin fines de lucro, que desde hace 30 años trabaja en la investigación y difusión de temas de políticas públicas. Fue creada hace 35 años por el rosarino Gerardo Bongiovanni, con el objetivo de defender las ideas liberales en Argentina.

image.png

En el aniversario de anoche, que fue el número 34, Horacio Rodríguez Larreta inauguró el encuentro y el eje central de su discurso fue el diálogo, particularmente dentro del espacio de Juntos por el Cambio. Pero el momento central del evento fue cuando se dio paso a un intercambio, previamente preparado, entre Macri, Sanguinetti y Vargas Llosa.

Allí, los tres referentes dejaron algunas declaraciones vinculadas a la actualidad, la democracia y los desafíos a futuro. Sanguinetti comenzó diciendo: “Uruguay es excepcional en su convicción institucional”, y sobre Argentina destacó que tiene una sociedad con más "brío" que la oriental.

image.png

“Argentina tiene que mirar más al Mundo. Argentina fue grande cuando miró al mundo”, agregó el ex mandatario uruguayo, que luego sostuvo que "los países solo crecen en la confianza, en la fe de que se pueden hacer las cosas, que tiene legalidad, seguridad jurídica, independencia judicial. Argentina tiene que recatarse de esas esencias que están vivas"

Macri, por su parte, declaró: “Soy de los que creen que Argentina fue uno de los primeros en entrar en el populismo y tal vez vamos a ser de los primeros en erradicarlo. Lamentablemente es una amenaza global y es muy contagioso”.

“Hemos perdido todo. Tenemos que sentir un llamado a demostrar que queremos revertir la oportunidad que perdimos. No siempre acompañar lo políticamente correcto, lo que suena bien y lo que evita los conflictos de crecimiento: hacer lo que hay que hacer”, enfatizó Macri. “No hay magia", cerró.

image.png

El otro invitado, el escritor Mario Vargas Llosa, se mostró optimista y aseguró que ”el mundo ofrece infinitas posibilidades para abandonar la miseria”. Aun así, aseguró: “Hay que convencer a los latinoamericanos de que es posible alcanzar el bienestar”.

“Para eso hay que elegir bien, no podemos equivocarnos o perseverar en nuestros errores”, añadió Mario Vargas Llosa.

Del aniversario de Fundación Libertad participaron personalidades como Elisa Carrió, Diego Santilli, Guillermo Dietrich, Alejandro Rozinchtner, Rodolfo Suárez, José Luis Espert, Ricardo López Murphy, Martín Lousteau y Enrique Nosiglia, entre otros.

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate