La Unión Tranviarios Automotor (UTA) anunció esta noche que el próximo martes 2 de agosto realizará un paro nacional de colectiveros ante la negativa de las empresas de otorgar a los trabajadores un bono de 25.000 pesos en el marco de su reclamo para adelantar la revisión paritaria.

En la sede de Callao del Ministerio de Trabajo, los dirigidos por Roberto Fernández recibieron la negativa patronal con el argumento de que el Estado le debe a las empresas una suma millonaria en subsidios por lo cual convocaron a un paro nacional para el próximo martes.

Desde la cartera laboral aseguraron pese a la falta de acuerdo en la audiencia de hoy, se quedó para un nuevo encuentro el miércoles de la semana próxima aunque la convocatoria al paro para un día antes de esa cita quizá modifique la agenda, ya que en Trabajo tenían la expectativa que el sindicato quedara “en alerta” sin pasar aún a la acción huelguística.

Esta medida llega tras la admisón por parte del ministro de Transporte, Alexis Guerrera, ante los empresarios del transporte automotor de pasajeros que no tiene el dinero para cancelar la deuda por los subsidios al combustible en una situación que durante las últimas horas voceros gubernamentales dejaron trascender al informar que la situación económica es muy delicada y que “no hay más plata”.

Esa deuda motivó que desde el 19 de julio y por tiempo indeterminado, la frecuencia en el servicio de colectivos en el área metropolitana de Buenos Aires se redujo a la posibilidad de sostener el servicio en protesta por el atraso en el pago de los subsidios a las tarifas.

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate