Antonella Roccuzzo y sus hijos llegaron a Kazán para acompañar a Lionel Messi. Arribaron a Rusia en la víspera del duelo ante Francia por los octavos de final de la Copa del Mundo y se reunieron con el capitán de la Selección Argentina.

Tras los rumores que hablaban de una crisis en la pareja, a un año de su casamiento, Antonella llegó junto a su suegra, Celia, en una camioneta de la organización al lugar donde la familia Messi se aloja en Kazán, según publicó Clarín.

La esposa de Messi no estuvo en los tres primeros partidos de la Selección en el Mundial (los dos primeros los siguió desde Rosario y el tercero en Barcelona) y tampoco llegó para el cumpleaños de su marido, el 24 de junio.

La ausencia de Antonella alimentó los rumores de crisis en la pareja que se habrían generado por la viralización de un video del Kun Agüero en el que se lo ve a Messi hacer un gesto cuando supuestamente habían sido invitados por el primo de Marcelo Tinelli conocido como el Tirri a un evento.

Sin embargo, desde la familia Messi desmintieron los rumores y aclararon que la ausencia de la joven se debió a que dos de los tres hijos que tiene la pareja (Thiago, Mateo y Ciro) habrían sufrido una gripe en el invierno argentino y que no podían viajar hasta haberse recuperado.

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate