Maia Imaca, la joven de 16 años que era buscada desde hace una semana, apareció este domingo a la madrugada en buen estado de salud y ya se reencontró con su familia.

La menor había sido vista por última vez el sábado pasado cuando salió de su casa, en Chaco y San Martín y se subió a un colectivo de la línea 541 para ir con sus amigas a una fiesta en Estrada y Tejedor. El domingo le mandó un mensaje a su mamá para decirle que se había quedado en lo de una amiga y desde entonces no tuvieron más noticias de ella. Hasta este domingo a la 1.30 de la madrugada cuando Maia apareció en la esquina de su casa.

"Estamos muy contentos porque ya está con nosotros, pero no la notamos bien, llegó con mucho miedo. No quiso contarnos nada ni dar detalles de dónde estuvo ni qué le pasó. Ahora hay que darle contención y esperar a que con el correr de los días se anime a contarnos todo lo que ocurrió. Por lo pronto vamos a hacerle estudios médicos", dijo Melisa, hermana de la joven.

"Vivimos una semana desesperante, con el corazón en la boca. Sabemos que algo pasó. Pero afortunadamente todo terminó bien", agregó. Y agradeció a los medios de comunicación por difundir la noticia de la desaparición. "La viralización del caso fue clave para encontrarla", afirmó.

Comentá y expresate