Atemorizados, los bañistas que se encontraban en el balneario municipal de Piedras Blancas, en la provincia de Entre Ríos, salieron corriendo del río cuando vieron aparecer una anaconda desde el río Paraná.

El animal salió del agua y quedó en la costa, cerca de las sombrillas hasta que un guardavidas lo retiró del lugar. La gente salió rápidamente del agua y hubo algunos gritos de miedo.

Los guardavidas actuaron con rapidez y rescataron al animal para llevarlo a un área natural protegida que existe en la zona.

Embed

Algunas de las personas que estaban allí grabaron el momento con sus celulares y los videos circularon por las redes sociales.

“Su nombre científico es Eunectes Notaeus, se la llama también anaconda amarilla. Es una boa constrictora que en ese tamaño no representa peligro alguno. Si se la hostiga, puede morder, pero no tiene veneno y no es peligrosa para los seres humanos”, explicó el biólogo Alfredo Berduc, en declaraciones a Diario Uno Entre Ríos.

El experto precisó que este tipo de serpiente habitualmente “llega desde el norte, donde las temperaturas le dan chances de reproducirse”, por lo que "puede haber llegado (hasta este balneario) en un camalote, ahora que el río está creciendo un poco”.

Comentá y expresate