La Justicia local implementará “tobilleras duales” para controlar a los agresores y monitorear a las víctimas de violencia de género.

“El dispositivo lo trajeron a Mar del Plata y tiene un objeto concreto que solo lo pueden disponer los jueces de familia y solo en materia de violencia de género. El objeto es garantizar el cumplimiento de las medidas cautelares que dicta el juez de familia en materia de violencia tales como: la restricción de acercamiento, la exclusión del hogar, la restitución de pertenencia, las llamadas perimetrales, sostuvo Alejandra Obligado, jueza del foro de familia del departamento judicial de Mar del Plata.

El sistema se denomina "dual" porque está compuesto por una tobillera que tiene como objetivo rastrear al presunto agresor y un dispositivo para la víctima parecido a un celular que posee gps, grabaciones y podrá recibir llamados

El sistema se denomina “dual” porque está compuesto por una tobillera que tiene como objetivo rastrear al presunto agresor y un dispositivo para la víctima parecido a un celular que posee gps, grabaciones y podrá recibir llamados. “La llaman a la víctima y le dicen que se aleje de ese sector porque el agresor está cerca, le avisa que cargue el dispositivo, entre otras cosas. No se trata de controlar a la víctima sino monitorearla para protegerla”, aseguró Obligado en declaraciones al programa radial Antes que sea Tarde.

comisaria de la mujer 1.jpg

El sistema “dual” no será aplicada en todos los casos de violencia de género que hay en la ciudad, sino que deberán cumplir ciertos requisitos. “La tobillera es para aquellos que violan continuamente las restricciones, que tienen antecedentes penales con esa misma víctima, que se oponen a la resistencia, obstaculizan a la justicia y realizan amenazas graves”, explicó la jueza.

"La tobillera es para aquellos que violan continuamente las restricciones, que tienen antecedentes penales con esa misma víctima, que se oponen a la resistencia, obstaculizan a la justicia y realizan amenazas graves", explicó la jueza.

En una primera etapa el monitoreo lo harán desde La Plata con un sistema espejo con el COM local, donde estarán continuamente comunicados. “La víctima no llegará al punto de ‘perdonar’ al agresor, ya que al verlo cerca la policía va a detenerlo. Está la prueba de la violación de la restricción porque estará en el dispositivo”, concluyó Obligado.

Comentá y expresate