Apple anunció este domingo que repatriará una buena suma de los capitales que tiene en el exterior, si no todos, como parte de una serie de medidas que permitirán inyectar 350.000 millones de dólares en la economía de EEUU en los próximos 5 años.

Asimismo, Apple se comprometió a crear 20 mil nuevos empleos en Estados Unidos, en un plazo de cinco años. La empresa indicó que pagará cerca de 38 mil millones de dólares en impuestos, por repatriar los capitales que tiene repartidos en los distintos países. "Un pago (en impuestos) de ese tamaño probablemente sea el mayor de ese tipo que se haya hecho", dice el comunicado del gigante tecnológico dado a conocer desde su sede californiana de Cupertino.

Esa repatriación está amparada en lo recogido en la reforma fiscal aprobada a fines del año pasado, que busca, entre otras medidas, convencer a las empresas estadounidenses para que repatríen sus capitales reduciendo las cargas fiscales.

La tasa aplicada a esa repatriación, que se aplica en una sola vez, está en el 15,5 % para los capitales en efectivo y del 8 % para otros activos, una ventaja que Apple ha querido aprovechar en esta ocasión.

El comunicado de Apple, sin embargo, no da cuenta de cuánto dinero piensa traer desde el exterior, aunque cálculos de medios especializados apuntan que puede estar en torno a los 250.000 millones de dólares.

El año pasado Apple había informado que tenía fuera del país unos 252.300 millones de dólares, tanto en efectivo como en el capital equivalente de otros activos, por lo que los expertos creen que Apple tiene intención de repatriar todos su capital externo. "Creemos que ese es el caso", declaró a la cadena CNBC el analista sénior de la firma Bernstein Toni Sacconaghi.

El anuncio de Apple, según Sacconaghi, puede derivar en la decisión de otras empresas para repatriar sus propios capitales, aunque no hay ninguna que, de acuerdo con cálculos de expertos, tenga tanto dinero fuera del país como el gigante tecnológico.

Cálculos de medios especializados creen que las empresas estadounidenses tienen entre 1 y 3 billones de dólares fuera del país. IBM, por ejemplo, tiene en el exterior unos 10.000 millones de dólares.

Apple ha sido una de las firmas criticadas por el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, por los capitales o las fábricas que mantienen en el exterior, o por la domiciliación de sedes fuera del país para aprovechar ventajas fiscales en otras naciones.

La reforma fiscal impulsada por Trump buscaba, por una parte, hacer borrón y cuenta nueva en cuanto a la repatriación de capitales, con una reducción fiscal también en las ganancias corporativas dentro del país.

La duda que se plantea es qué va a hacer Apple con tanto dinero que repatríe. No lo especifica la firma en el comunicado, pero puede ser el abono de deuda, el pago de dividendos o, como sostiene Sacconaghi, que derive en una "importante adquisición".

"Estamos enfocando nuestras inversiones en áreas donde podemos tener un impacto directo en la creación de empleos y la preparación laboral de los empleados", afirmó el máximo directivo de la firma, Tim Cook.

Los anuncios de Apple tomaron por sorpresa a Wall Street y, por supuesto, una vez se conocieron impulsaron los títulos del gigante tecnológico, la firma con la mayor capitalización en todo el mundo. Al cierre de las operaciones de hoy, Apple, que estaba en terreno negativo antes de estas noticias, acabó hoy con un avance del 1,65 %.

Comentá y expresate